Descarta SE aplicar arancel por tomate

La Secretaría de Economía (SE) descartó aplicar medidas de represalia o aranceles a Estados Unidos por su decisión de dar por terminado el Acuerdo de Suspensión de Investigación Antidumping del Tomate, el próximo 7 de mayo.

El pasado lunes, se dio a conocer que EU rechazó la propuesta de los productores mexicanos para renovar el acuerdo. Sin embargo, algunas de las condiciones ofrecidas por los productores del País, como la eliminación del precio de referencia de verano, reavivaron el interés de la parte estadounidense.

Hasta ahora, la postura de EU es abandonar el pacto el 7 de mayo, por lo que los productores nacionales cuentan con menos de un mes para lograr un acuerdo. Graciela Márquez, titular de la SE, dijo que no se cuenta con un marco jurídico que permita aplicar estas medidas y, que en todo caso, se tendrían otro tipo de acciones que se podrían emprender y que se están estudiando, pero no detalló cuáles.

“Podríamos en algún momento considerar incluir algún otro tipo de productos en ese carrusel de aranceles (al acero y al aluminio), pero no está directamente conectado, porque no podemos retaliar esta medida que hace el Departamento de Comercio buscando un dumping a los productores mexicanos.

“Necesitamos esperar la conclusión del mismo, pero incluso en la conclusión, sea cual fuera el resultado no contaríamos con la medida de la retaliación”, señaló. Mario Robles, representante de los productores de tomate mexicanos, detalló que en la última propuesta hecha al Departamento de Comercio, se aceptó aumentar el precio de referencia para las exportaciones de 31 a 33 centavos por libra.

Además, México también cedió en eliminar el precio de referencia de verano y dejar únicamente el precio de invierno, que es el más alto. Esta medida les significaría a los productores de tomate de verano un incremento de 29 por ciento sobre su actual precio de referencia.

En tanto, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) dijo que si se establece la cuota compensatoria de 17.56 por ciento, se tendrían que desarrollar estrategias diferenciadas para ayudar a los pequeños productores de tomate.

“Tendríamos que desarrollar políticas diferenciadas que estaríamos construyendo conforme vamos avanzando, incluyendo la posibilidad de explorar nuevos mercados”, dijo Miguel Ángel García Winder, subsecretario de Agricultura de la Sader. Entre el jueves y viernes de esta semana, la SE sostendrá en Mérida una reunión con su contraparte de EU, Wilbur Ross, para volver a tratar el asunto del tomate. (Reforma)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *