Quitan servicio de salud a mujeres y niños pobres en Guerrero

Chilpancingo, Gro., Unos 261 trabajadores del programa Prospera, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social (hoy Secretaría de Bienestar), fueron despedidos y miles de niños mixtecos y tlapanecos de municipios de las regiones de la Montaña alta y el centro de Guerrero quedaron sin atención.

En entrevista, dos médicas, una enfermera y un sicólogo confirmaron que, de manera verbal, personal de la Secretaría de Salud de Guerrero, que coadyuva en el programa, les informó que a partir del próximo 31 de marzo dejarán de laborar durante tres semanas y luego seremos recontratados.

Explicaron que en Chilpancingo se dejará de dar asistencia a niños con problemas de desarrollo cognitivo y neurológico que no son atendidos en otros centros para recibir terapia de lenguaje y física, así como por problemas sicológicos que tienen un costo muy alto si se atienden en otros lugares.

La médica Leticia Villar, de la cuarta jurisdicción, en la Montaña alta, dio a conocer que le avisaron que a partir del 31 de marzo ya no va a laborar porque desapareció el programa Prospera. Indicó que trabaja en el municipio de Cochoapa El Grande, uno de los más pobres de México.

“Cubro 13 comunidades de mil 200 habitantes. Es una zona de alta marginación, con un nivel educativo muy bajo. Ahí atendemos a mujeres embarazadas y niños menores de cinco años con desnutrición y enfermedades crónicas. También realizamos campañas de planificación familiar y, por si fuera poco, llevamos a mujeres con embarazos de riesgo a los municipios de Tlapa y Ometepec, y lamentablemente a partir de la semana entrante ya no las apoyaremos”, afirmó.

Los despedidos exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que intervenga. No sabemos por qué tenemos que dejar de laborar de dos a tres semanas, y por qué solo nos van a pagar esta quincena, cuando nuestro contrato vence en junio, reprocharon.

En tanto, una enfermera señaló que trabaja en el hospital básico comunitario del municipio de Malinaltepec, también en la Montaña alta, donde da servicio a “más de 2 mil habitantes, además de las comunidades foráneas y las colonias que están alrededor.

Pedimos al secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, que nos haga llegar por escrito la propuesta de no laborar de dos a tres semanas. Somos 27 trabajadores de la cuarta jurisdicción que nos veremos afectados con la desaparición del programa Prospera, afirmó. (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.