Urgen a evitar tala por apoyo

El Gobierno federal debe revisar y, en su caso, ajustar el programa Sembrando Vida para evitar la deforestación intencional con el objetivo de obtener un beneficio económico, plantearon especialistas forestales. Sergio Madrid, director ejecutivo del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), llamó al Gobierno federal a revisar la implementación del plan en conjunto con representantes de la sociedad civil que trabajan en el territorio.

Señaló que, aunque es positivo que el programa atienda la pobreza de las comunidades y las incentive a producir sus propios alimentos sin caer en políticas asistenciales, al asignar los recursos directamente a los ejidatarios desplaza la institucionalidad agraria mexicana.

“Confiamos en que la Secretaría del Bienestar tendrá la disponibilidad de tener un diálogo con organizaciones que estamos trabajando en el campo y que tenemos una percepción de que se puede hacer mejor; confiamos en que habrá disposición al diálogo para hacer unos ajustes y mejorar el programa”, expresó en entrevista el especialista en temas forestales.

REFORMA publicó ayer que campesinos de Puebla y Veracruz deforestan sus parcelas con la intención de ser acreedores a 5 mil pesos al mes por sembrar árboles frutales y maderables en una parcela de 2.5 hectáreas. Esta situación fue detectada por la organización civil Calixaxan en localidades de la Sierra del Totonacapan, en Veracruz, donde los campesinos, para entrar al programa, han derribado sistemas agroforestales para cultivo de café, así como plantíos de cedros rojos. Sergio Rivera, coordinador operativo de Calixaxan, pidió hacer un alto en la implementación del programa y revisar los criterios que emplean los técnicos para empadronar a los beneficiarios. “Se tiene que detener la operación del programa.

Debe revisarse considerando que la meta es cubrir los terrenos que están disponibles y no sólo alcanzar una meta numérica por región”, propuso. “No hubo un diagnóstico de cuántos terrenos estaban disponibles y con gente que quisiera participar, el caso es que no lograron reunir la meta y por eso es que se dio esta situación, por esto tiene que revisarse el programa y rediseñarlo”, enfatizó.

Carlos Pérez, presidente del Consejo de Vigilancia de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red Mocaf), propuso que el programa sea revisado en sus reglas de operación por la Secretaría del Bienestar y por especialistas externos. “El apoyo viene individualizado y esto no fortalece la vida de los ejidos a partir de las decisiones tomadas en las asambleas comunitarias. Ahorita estamos ante una situación en la que ya en algunas zonas se están quitando los árboles para ser elegible para este programa”, explicó. (Reforma)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *