Activistas piden hacer respetar los derechos de indígenas al agua

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) busca un mecanismo para entregar concesiones o asignaciones del líquido a las poblaciones más vulnerables y a los pueblos indígenas, aunque en el caso de éstos es una forma de reducir sus derechos sobre el uso de sus recursos naturales, lo cual está garantizado por instrumentos internacionales reconocidos por México, informaron expertos del colectivo Agua para Todos.

Advirtieron que tienen información de que se reactivará el sistema de otorgamiento de concesiones por la vía digital, ahora bajo la denominación Conagua en línea –antes Conagua digital–, con lo cual se acelerará la entrega del líquido a particulares.

Elena Burns y Pedro Moctezuma, expertos en el tema e integrantes del colectivo, en un análisis indicaron que se busca establecer una ley general de aguas que siente las bases para una adecuada administración del recurso, además de que es necesario un programa de emergencia para hacer respetar los derechos de los pueblos al líquido frente a las crecientes amenazas externas.

Agregaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió restablecer las vedas levantadas por los decretos de reservas de agua que emitió el gobierno de Enrique Peña Nieto en junio pasado, en el Día Mundial del Medio Ambiente, lo cual no se ha concretado. Fuentes de la Conagua señalaron que la entrega de concesiones en las cuencas donde se levantaron las vedas continúan suspendidas, por una decisión política.

El derecho de los pueblos indígenas sobre los recursos naturales, entre ellos el agua, está garantizado en la declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, el Convenio 169 de la OIT y en la observación 15 del Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, explicó Elena Burns en entrevista. Es urgente contar con un mecanismo para reconocer los territorios en que los pueblos ejercerán sus derechos a administrar y cuidar sus aguas, así como una manera de registrar y hacer respetar los reglamentos de sus asambleas al respecto, agregó.

Mientras la Conagua otorgó 500 mil concesiones a pesar de vedas cubriendo casi todo el país, a los cucapás, en Baja California, al pueblo originario de Mixquic, en el valle de México, a los del sur de Puebla y de Valles Centrales de Oaxaca, utilizó el pretexto de las vedas para no permitir el registro de esos derechos.

Los investigadores advirtieron que se deben emitir reglamentos actualizados que cubran todas las vedas del país, para una protección efectiva contra la sobrexplotación, así como incorporar el derecho humano al agua.

Señalaron que para hacer efectivo de manera inmediata el compromiso presidencial contra la fractura hidráulica (fracking), se necesita que la Conagua cancele sus lineamientos emitidos en agosto de 2017 con los cuales se autoriza el uso de aguas nacionales para ese fin. Ello representa un riesgo inmediato a la integridad de las aguas y territorios indígenas de Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla, Veracruz, Tabasco y Chiapas, agregaron. (La Jornada)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *