‘Mueve clientelismo a Sembrando Vida’

La deforestación intencional de terrenos que ya ocurre en Veracruz y Puebla con el objetivo de inscribirse a Sembrando Vida fue un riesgo advertido por organizaciones civiles desde el lanzamiento del programa federal. Según expertos, el problema tiene su origen en los criterios que se emplean para levantar el padrón de beneficiarios y el fin político o clientelar que algunas personas, ya sean afiliadas a Morena o no, pretenden darle.

Gonzalo Chapela, profesor de la Universidad de Chapingo e investigador del Centro Interdisciplinario de Biodiversidad y Medio Ambiente (CEIBA), señaló que durante los censos del programa se ha detectado que está captado por intereses políticos.

“El Gobierno está muy enfático en repartir directamente recursos y, en algunas partes, la elaboración del padrón ha implicado una captura del Programa por parte de entes dominantes locales como caciques o funcionarios, algunos ligados a Morena y otros desde afuera. “En unos sectores van juntando de manera clientelar a sus parroquianos y los van subiendo al padrón; entonces, van quedando comunidades divididas (…)

Las primeras imágenes que tenemos son de promotores con sesgos en los intereses locales y de redes políticas”, apuntó. Asimismo, alertó que los dueños de los predios forestales se inscriben a Sembrando Vida, sin considerar criterios de ordenamiento territorial y de manejo sustentable que habían sido acordados en los ejidos, en función de la Ley Agraria.

Chapela recordó que desde el lanzamiento de Sembrando Vida, CEIBA publicó un análisis en el que advirtió que ante la falta de un inventario nacional de predios degradados, así como mecanismos de control, transparentes y verificables, se corría el riesgo de inducir la deforestación. Incluso, resaltó, esta inquietud se expuso a la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González Blanco; y a la Secretaria del Bienestar, María Luisa Albores; pero ambas funcionarias le pidieron confiar en el programa federal.

Ernesto Herrera, director general de Reforestemos México, recordó que su organización detectó el problema mencionado por Chapela y destacó que pese a que el plan busca resolver un problema social, no está apegado a una política medioambiental.

“Si las personas están deforestando, hay que generarsoluciones para prevenir esto, Sembrando Vida atiende la necesidad de dar empleo y si bien resuelve la cuestión social, se convierte en un motor de la deforestación”, sostuvo.

Mientras que Raúl Benet, experto forestal y consultor ambiental, dijo que era previsible que ocurriría una deforestación inducida y lamentó que se esté apostando a que un sólo técnico forestal tenga a su cargo gran parte del territorio, lo que le permite manejar el dinero directamente. (Reforma)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *