Sostendrán audiencia para defender tomate

Los productores mexicanos de tomate sostendrán una audiencia pública ante la International Trade Commission (ITC) para demostrar que han cumplido con los lineamientos del Acuerdo de Suspensión del Tomate con Estados Unidos y proceder a su renovación. El Acuerdo de Suspensión es un mecanismo que ha permitido que los productores mexicanos exporten tomate a ese país sin tener que pagar elevados aranceles.

El último que se firmó, de 2013, venció en marzo del año pasado. En el juicio, que está previsto para el 21 de marzo en Washington, los tomateros del País presentarán las pruebas que demuestran que se ha cumplido con todos los lineamientos y obligaciones para comerciar tomate con EU, según lo establecido en el Acuerdo de Suspensión.

Los productores son representados en Estados Unidos por la firma de abogados Shearman & Sterling. A través de la audiencia se espera que la ITC, ya con las pruebas documentales de ambos países, realice el análisis correspondiente para que en noviembre emita su determinación final sobre si el comercio de la hortaliza mexicana ocasiona daño a la industria de EU o no.

Alfredo Díaz, director general de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), señaló que para esto se integró un equipo de defensa en el que están, además de este organismo, integrantes de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa y el Consejo Agrícola de Baja California (CABC).

Hasta ahora, las mesas de negociación entre los productores de tomate mexicanos y el Departamento de Comercio de EU, que son los firmantes del Acuerdo de Suspensión, aún no se han llevado a cabo, pero quedan menos de dos meses para que se cumpla la fecha límite para renovarlo, que es el 7 de mayo.

Díaz recordó que en caso de que la ITC resuelva que el tomate mexicano daña a la industria de EU se renovaría la investigación dumping y se volvería a determinar un arancel que pagarían las exportaciones mexicanas. Pero si dictaminan que no hay daño, la industria tomatera nacional volvería a un comercio libre, escenario en el que no existirían ni pago de aranceles ni precios de referencia.

“Hemos sido disciplinados en cumplir con los compromisos en el Acuerdo de Suspensión. “Creemos que si ha tenido daño la industria americana, no ha sido imputable a los tomateros mexicanos, sino a otras causas por las cuales ellos han perdido competitividad”, expuso.

El directivo agregó que pese a que confían en que la determinación final de la ITC sea positiva para México, el escenario ideal es que se lleven a cabo las mesas de negociación con EU para renovar el Acuerdo. (Reforma).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *