Medio millón de veracruzanos sin agua por bloqueo en presa

Al menos 500 mil habitantes de los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, Veracruz, padecen desabasto de agua debido a que ejidatarios de Tatahuicapan mantienen cerrada la presa Yuribia desde el domingo pasado para exigir al gobierno del estado apoyos para el campo, rehabilitación de caminos, construcción de puentes y que no se asignen contratos al edil perredista Esteban Bautista Hernández ni a personas relacionadas con él.

La Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV) informó el lunes que en un par de horas llegaría a un acuerdo con los ejidatarios y se restablecería el servicio. No obstante, al cierre de esta edición no había visos de solución.

 Ni los inconformes que tienen la presa en su poder ni la administración estatal, que encabeza Cuitláhuac García Jiménez –del partido Morena– han informado si están negociando.

Habitantes de los municipios afectados acudieron a la sede la CAEV en Coatzacoalcos con garrafones, cubetas y tinacos. Me quedé sin agua el domingo. La CAEV no nos informó que iban a cerrar la presa Yuribia. Tuve que ir a comprar un tinaco para llevarlo a la colonia López Mateos, donde vivo, dijo Daniel Escobar, vecino de Coatzacoalcos.

La emergencia tomó por sorpresa a la CAEV, que no contaba con mangueras para entregar el agua.

Ayer por la tarde, el presidente municipal de Coatzacoalcos, Víctor Manuel Carranza Rosaldo –también del partido Morena– y la CAEV denunciaron ante la Fiscalía General del Estado a los ejidatarios de Tatahuicapan que tomaron el embalse por motín, sabotaje, daños y despojo.

En la carpeta de investigación F2/544/2019 se acusa a Inocente Bautista Luis, Cirilo Gómez González, Eloy González Bautista, Aurelio Bautista Hernández y Cornelio Bautista de encabezar al grupo que mantiene cerradas las válvulas de la presa, lo que puso en situación de vulnerabilidad a más de medio millón de habitantes de la zona sur de Veracruz, donde recientemente se reportaron temperaturas de entre 35 y 40 grados centígrados.

Inocente Bautista, integrante del comisariado ejidal de Tatahuicapan, dijo que a pesar de que en febrero él y sus compañeros entregaron un pliego petitorio al gobierno de García Jiménez, éste ha ignorado las demandas de rehabilitación de 18 caminos sacacosechas, de construcción de puentes, vados y un puente sobre la carretera Tatahuicapan-Mecayapan, así como entrega de insumos a ejidatarios, y que en esas obras no participen empresas propiedad del alcalde Bautista Hernández ni de sus prestanombres y operadores.

El presidente municipal se deslindó este martes en conferencia de prensa de la toma de la presa, que atribuyó a grupos vinculados con el delegado federal en Veracruz, Manuel Huerta.

En Chilpancingo, Guerrero, cientos de pobladores de las colonias Los Sauces, Margarita Viguri y Nicolás Bravo bloquearon ayer calles entre las ocho de la mañana y las cuatro de la tarde para exigir al presidente municipal perredista Antonio Gaspar Beltrán que restablezca el suministro de agua potable, suspendido hace más de tres meses.

Vecinos de Los Sauces y Margarita Viguri impidieron la circulación en la avenida Juan N. Álvarez, una de las más transitadas de Chilpancingo, y habitantes de la colonia Nicolás Bravo bloquearon la calle Prolongación Valerio Trujano. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.