Campesinos de Durango exigen a gasera pago de tierras

Campesinos de Durango mantienen desde hace un mes el cierre de tres centros de trabajo de la empresa FERMACA, -dueña del gasoducto que atraviesa varias comunidades del Estado y que se ostenta como una de las más importantes del sector energético-, para exigir el pago justo de sus tierras, ya que el proceso de negociación con los ejidos fue irregular y en favor de la empresa.

Juan Antonio Medrano, dirigente de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC) denunció que la empresa no fue acompañada por ninguna autoridad en la negociación con los ejidatarios de las comunidades de 12 de Diciembre, La Lagunilla, El Cerrito Colorado, todas del municipio de Cuencamé; el ejido 18 de marzo del municipio de Simón Bolívar y el ejido El Naranjo del municipio de Santa Clara, así como 4 pequeñas propiedades del ejido 10 de Abril, por lo que el pago de la tierra fue el que la empresa fijó.

“El precio que pagaron por la tierra es muy bajo, por lo que exigimos a la empresa el pago de la superficie afectada con un avalúo distinto al el que pretende pagar, así como el reconocimiento de la superficie  que no está en los presuntos contratos, los cuales no dejaron en los ejidos”, denunció el también Secretario de Medio Ambiente del Comité Ejecutivo Nacional de la CODUC.

En una carta abierta para denunciar los hechos, el líder campesino reclamó la actitud del personal de FERMACA hacia los afectados por la construcción del gasoducto, la cual “ha sido despectiva y prepotente” y dijo que desde el inicio de su protesta, sólo han recibido evasivas de la empresa y han sido denunciados ante la fiscalía del estado.

Por lo anterior en dos ocasiones han retenido a campesinos que protestan en el lugar y en los últimos 15 días han detenido de manera ilegal a varios de ellos por lo que reclaman que la fiscalía del estado los deje de estar amedrentando y violentando sus derechos.

“El jueves 28 de febrero policías retuvieron a 3 de ellos y los liberaron 5 horas después y el domingo 3 de marzo se presentaron 20 vehículos de la fiscalía estatal reteniendo a 10 compañeros y hasta el día de hoy continúan en el campamento con actitud intimidatoria”, denunció Juan Antonio Medrano.

Cabe destacar que Santiago García Castellanos, primo hermano de la cónyuge del presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo Ignacio García Alcocer, tiene el cargo de director general de la empresa Santa Fe Natural Gas, la cual es filial de la empresa FERMACA y, en este sentido, hay un evidente conflicto de interés. Este funcionario es quien lo protege y respalda para utilizar a la policía y atemorizar a los campesinos.

En días pasados, campesinos de la CODUC tomaron las oficinas centrales de la empresa en la ciudad de México para exigir la instalación de una mesa en donde participe el gobierno del Estado, los campesinos afectados, la organización campesina y personal de la empresa con facultades para concluir el conflicto al que denominan: “lucha por el territorio en el semidesierto de Durango”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.