Piden en agro diversificación

Los riesgos que enfrenta México al concentrar más de 75 por ciento de sus exportaciones agroalimentarias en EU podrían aliviarse al voltear a otros mercados, como el de América Latina. De acuerdo con datos del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), en 2018 México realizó envíos de bienes agroalimentarios a todo el mundo por 19 mil 044 millones de dólares, de los cuales sólo 4 por ciento correspondió a países del Centro y Sur de América. Más de 75 por ciento fue enviado a Estados Unidos.

Según explicó Francisco de Rosenzweig, especialista en comercio exterior, los riesgos de concentrar las exportaciones se hicieron evidentes durante la reciente renegociación del tratado comercial con Norteamérica, proceso en el cual EU propuso una cláusula de estacionalidad agrícola. La propuesta, según explicó de Rosenzweig, contemplaba una canasta de 60 productos con una vida útil no mayor a 8 semanas.

Bajo tal medida, de corte proteccionista, no contar con otras opciones para exportar habría sido un grave problema ya que colocar un producto perecedero en otro destino dentro de un periodo natural de logística se dificulta, por lo que se correría el riesgo de perder esa mercancía. Aunque la propuesta no se incluyó, puso en evidencia los riesgos de depender de un sólo mercado y la necesidad de aprovechar otros tratados comerciales.

En la región de Centro y Sur América, el País tiene vigente un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile desde 1999, con Uruguay desde 2004, con El Salvador y Nicaragua desde 2009, y con Perú un Acuerdo de Integración Comercial (AIC) desde 2012.

El Sistema de Información de Tratados Comerciales Internacionales (SICAIT) revela que México también tiene tratados comerciales de vigencia indefinida con Honduras, Costa Rica y Guatemala desde 2013. Pero pese a que se tienen todos estos tratados nacionales, el intercambio agroalimentario nacional con aquella región sigue siendo pequeño, explica.

En ese mismo año, el País realizó importaciones por 16 mil 838 millones de dólares, de los cuáles, sólo 5.7 por ciento provino de nacionales latinoamericanas. El especialista detalla que si México quiere aprovechar la oportunidad que representa América Latina para el comercio agroalimentario, se deben robustecer las cadenas de valor y la conectividad con la región, tanto por vía aérea como marítima.

Además, debe hacer un esfuerzo más decidió para posicionar los productos en países que tengan un poder adquisitivo fuerte, como Chile y Colombia, donde los cárnicos, el aguacate, el tomate y los cítricos podrían tener una gran área de oportunidad, consideró.

En su reporte “El comercio agroalimentario de México con los países de América Latina”, el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (Cedrssa) establece que el comercio de productos agroalimentarios mexicanos aún se concentra en EU.

Por ello se requieren acciones decididas de Gobierno y particulares para aprovechar los acuerdos comerciales vigentes con los países de América Latina. (Reforma)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.