Piden al País cuidar el precio del tomate

El anuncio del Departamento de Comercio de EU sobre su intención de retirarse del Acuerdo de Suspensión del Tomate, aún no es definitiva y todavía quedan alrededor de tres meses, hasta el 7 de mayo, para negociar la renovación del pacto.

Sin embargo, en este proceso México debe cuidar que en caso de que el precio mínimo de referencia se modifique, éste sea un valor que les permita a los exportadores de tomate seguir siendo competitivos, señaló Francisco de Rosenzweig, especialista en Comercio Exterior. Además, deber cuidar que por parte de la industria tomatera estadounidense no haya planteamientos o disposiciones que se traduzcan en medidas restrictivas, barreras no arancelarias u obstáculos al comercio para los agricultores mexicanos, advirtió.

El experto opinó que lo que EU está buscando es presionar a los exportadores mexicanos de tomate con la amenaza de que si no llegan a un acuerdo, tendrán que pagar aranceles por el envío de esta hortaliza. “Cada cinco años han sucedido situaciones parecidas en donde EU siempre busca meter mayor presión para lograr mayores concesiones en favor de la industria nacional.

“El acompañamiento del Gobierno de México en esta negociación es fundamental para darle todo el apoyo que requieren los exportadores mexicanos, y ahí lo importante es entender bien qué es lo que quiere el Gobierno y los productores de tomate de EU”, señaló.

Los productores de tomate mexicanos han cumplido a cabalidad con cada uno de los requerimientos del Acuerdo que todavía está en vigor, incluyendo los precios mínimos de referencia con los que se exportan las diferentes variedades de tomate, y por esto, el especialista confía en que se llegará a un Acuerdo.

“Noventa días es un tiempo más que razonable para buscar un acuerdo, como todo, depende de las pretensiones que quieran los productores de tomate de EU. “Hay que ser muy cautos, hay que ser prudentes y poner los argumentos sobre la mesa. Los elementos demuestran que México ha seguido las reglas de comercio internacional, ha cumplido con lo pactado en el Acuerdo vigente.

De Rosenzweig insistió en que este es un proceso en donde suelen haber momentos de mucha intensidad y es probable que conforme avancen las semanas hayan más momentos de presión; sin embargo, no escapan a un proceso normal de esta naturaleza. La industria del tomate exporta más de mil 800 millones de dólares a EU y uno de cada 2 tomates frescos que se consumen en ese país es de origen mexicano, recordó. (Reforma)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.