Reabren conflicto por tomate mexicano

Los productores mexicanos de tomate están en riesgo de volver a pagar elevados aranceles por la exportación de esta hortaliza a EU.

Ayer el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció que se retirará del Acuerdo de Suspensión del Tomate que mantiene con México desde 1996, el cual rige el comercio de este producto entre los dos países. Desde que se firmó el primer Acuerdo, hace 22 años, este pacto se había estado renovando cada 5 años.

El último que se firmó fue en 2013 y terminó el año pasado. Desde esa fecha las exportaciones de tomate rojo mexicano a EU han estado en incertidumbre porque luego de que terminó la última vigencia del Acuerdo, se inició un proceso de revisión para determinar si se continuaba o no con el trato.

El primer golpe lo dio la Florida Tomato Exchange a mediados de noviembre de 2018, cuando solicitó al Departamento de EU retirar al País del Acuerdo para que se reactivara la investigación contra el tomate mexicano que quedó suspendida en 1996 y se eliminaran los precios de referencia con los que se importa la hortaliza.

Argumentaron que las exportaciones del producto mexicano han crecido, que su producción se ha visto disminuida y que el Acuerdo no estaba cumpliendo la función para la que fue suscrito.

La Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES) la calificó de irracional, pero confió en que el Departamento de Comercio haría una evaluación “justa”. Falta la determinación de la Comisión de Comercio Internacional sobre el daño a la industria nacional por el comercio de tomate, la cual se espera en abril de este año. (Reforma)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *