Demandan liberar a seis indígenas presos desde hace 15 años

Tenango del Valle, Méx., Pobladores de la comunidad de San Pedro Tlanixco bloquearon ayer, por más de seis horas, la autopista Tenango-Ixtapan de la Sal, en demanda de la liberación de seis indígenas nahuas de esta localidad, presos desde hace 15 años.

 Hace 10 días, un magistrado de alzada del Poder Judicial determinó dejar sin efecto, para tres de ellos, la sentencia de 50 años de prisión que pesaba en su contra, pues se comprobó que hubo irregularidades en el desarrollo del proceso judicial y que no existían pruebas contundentes para mantenerlos encarcelados.

A los indígenas se les acusa del homicidio del empresario Alejandro Isaak Basso, quien en 2003 presidía el sistema de agua de riego del río Texcaltenango, municipio de Villa Guerrero, a quien se acusó de desviar el cauce, que nace en Tlanixco, para regar sus propios sembradíos.

Diversos relatores de derechos humanos de la oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han exhortado a las autoridades judiciales a liberarlos, por las inconsistencias durante el juicio, pues tres de ellos estuvieron presos más de 10 años sin recibir sentencia.

Más de 300 vecinos de Tlanixco se reunieron por la mañana en la delegación de la comunidad e iniciaron una marcha de tres kilómetros hasta la autopista Tenango-Ixtapan, donde realizaron un bloqueo en ambos sentidos.

Encabezados por familiares de los indígenas encarcelados, los pobladores de Tlanixco exigieron al gobernador Alfredo del Mazo; al fiscal, Alejandro Gómez Sánchez, y al Poder Judicial que los liberen de inmediato.

Señalaron que después de que un magistrado determinó cancelar la sentencia de 50 años de prisión que se había dictado en contra de tres de ellos y reiniciar el proceso penal por las anomalías detectadas en el primer juicio –que duró más de 10 años–, no existe razón para mantenerlos en reclusión.

Durante el proceso instruido en contra de los indígenas se constató que no existen pruebas del delito que se les imputa.

Marisela, esposa de uno de los presos, indicó que en el expediente se hacen acusaciones genéricas y en ninguna parte hay una imputación directa en contra de alguno de los acusados.

Los lugareños exhortaron al mandatario estatal a atender el llamado que hicieron los diputados locales para que los indígenas sean liberados de inmediato y se dictamine el no ejercicio de la acción penal.

Se espera que este martes se realice una audiencia constitucional para reiniciar el proceso y que el Ministerio Público retire los cargos para liberar a Dominga González, Lorenzo Sánchez y Marco Antonio Pérez.

Después se solicitaría al gobernador Del Mazo otorgar el indulto a los otros tres acusados, Pedro Sánchez, Teófilo Pérez y a Rómulo Arias, quienes también fueron sentenciados a 50 años de prisión, pues a decir de la ONU se les ha condenado sin prueba plena de su responsabilidad. (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.