Desalojan a más de 200 familias de damnificados mixtecos en Tlapa

Chilpancingo, Gro., Un abogado de los parientes de la finada empresaria Marta Aguirre encabezó ayer el desalojo de más de 200 familias mixtecas de la colonia Las Mesas, ubicada en el municipio de Tlapa de Comonfort, en la región de la Montaña alta de Guerrero, informó el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Vía telefónica, litigantes de Tlachinollan dieron a conocer que se realizaron dos desalojos, uno a las ocho de la mañana y el otro al mediodía, que dirigió un abogado identificado como Constancio N, quien dijo representar a la familia Aguirre, dueña de un terreno ubicado al sur de Tlapa.

En ese predio vivían familias provenientes de diversas comunidades indígenas mixtecas de los municipios de Metlatónoc y Cochoapa el Grande –considerados dos de los más pobres de México–, que perdieron sus casas durante las tormentas producto de los huracanes Ingrid y Manuel en septiembre de 2013.

Al lugar llegaron patrullas de la policía municipal para apoyar a Constancio N, y vigilaron la destrucción de las viviendas realizada por dos retroexcavadoras. Posteriormente llegaron agentes estatales, quienes advirtieron a los indígenas mixtecos que debían abandonar el terreno porque no era de su propiedad. También se dijo a los desalojados que si intentaban recuperar el inmueble por la noche los buscaría “gente de la maña” (delincuentes).

Tlachinollan aseguró que el desalojo fue aprobado por el presidente municipal, Dionisio Pichardo Merced, emanado del partido Morena, quien acusó a los desplazados de ser invasores, porque ocupaban un terreno que tiene dueño.

Por la tarde de este domingo, los abogados de Tlachinollan se comunicaron con representantes de la Organización de Naciones Unidas y del gobierno estatal, encabezado por el priísta Héctor Astudillo, para exigirles que intervinieran en el conflicto. Además solicitaron la presencia de representantes de la delegación en Tlapa de la Comisión de los Derechos Humanos de Guerrero quienes al momento, según los jurisperitos, no se han presentado en el lugar de los hechos.

Tlachinollan informó que desde 2013 los tres niveles de gobierno no han dado respuesta a las demandas de vivienda que plantearon pueblos indígenas afectados por la devastación que causaron Ingrid y Manuel en la Montaña alta. Señaló que la mayoría de los desplazados eran ancianos y madres solteras, quienes perdieron sus casas por los huracanes que azotaron Guerrero hace más de cinco años.

En Tlapa de Comonfort, al igual que en la Montaña baja, los grupos criminales Los Ardillos y Los Rojos se disputan la plaza, el cultivo y el trasiego de la goma de opio, además del robo de vehículos que son llevados a Morelos y Puebla. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.