Productos agropecuarios llevan la inflación a 4.83%

Impulsada por mayores precios de productos agrícolas y, en menor medida, de combustibles, la inflación fue de 4.83 por ciento en 2018, un nivel inferior al de 2017, cuando se situó en 6.77 por ciento.

Por segundo año consecutivo, se situó fuera del rango superior del objetivo fijado por el Banco de México, que es de 3 por ciento con un intervalo de variación de un punto porcentual hacia arriba o abajo.

Las reacciones de las instituciones financieras varían, para algunas el dato no trajo sorpresas, en otros casos se reconoció que la cifra fue menor a lo que esperaban sus analistas. Sin embargo, aunque el consenso apunta a que a lo largo de 2019 disminuirá la inflación, las presiones tanto en el tipo de cambio como en la conducción política son un riesgo para que los productos y servicios no desaceleren su avance en este 2019, explicaron analistas.

En diciembre el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INCP) tuvo un incremento de 0.70, el más alto desde 2011, según el registro del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

La variación en el precio de los energéticos dejó de ser el principal factor inflacionario, como ocurrió en la primera mitad del año. En cambio, y en especial en los últimos meses, el precio de los productos agropecuarios fue el que tuvo mayor incidencia en el comportamiento de la inflación, de acuerdo con los datos del Inegi. La inflación anual de los energéticos fue de 11.62 y la de frutas y verduras de 10.60 por ciento.

En el mes de diciembre, el desempeño de la inflación fue efecto del transporte aéreo, que tuvo un incremento de 33.24 por ciento, y particularmente de los productos agropecuarios, que aumentaron 4.03 por ciento. Los insumos que más se encarecieron fueron el chile serrano, 42.82 por ciento; el tomate verde, 25.72; los nopales, 24.61; otros chiles frescos, 26.22, y el jitomate, que subió 13.38 por ciento.

Estos incrementos en los productos agropecuarios, explicó Adrián de la Garza, analista de Citibanamex, van por arriba de los efectos estacionales y con choques más fuertes de lo esperado. Lo que hemos visto en quincenas anteriores es que este rubro en particular ha venido sorprendiendo al alza, expuso.

Citibanamex expuso que si bien la inflación se mantuvo por debajo de lo que esperaba el banco, de forma más preocupante, alrededor de una tercera parte de los genéricos en el INPC han mostrado un crecimiento anual de 6 por ciento o más desde alrededor de abril de 2018, y esta tendencia continúa vigente a la fecha. (La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *