Alertan sobre recorte severo a los recursos del sector forestal

El presupuesto al sector forestal tendrá una reducción de 80 por ciento respecto de lo otorgado en 2016, que ascendió a 7 mil millones de pesos, ya que se prevén 2 mil 496 millones de pesos para 2019. Con la depreciación del presupuesto, se ha castigado la parte productiva, señalaron la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Mocaf) e investigadores, y consideraron que la forma de conservar los recursos es que la gente produzca y le deje beneficios, con esquemas de desarrollo forestal no sólo de inversión.

Organizaciones indígenas, forestales y académicos señalaron que la caída en el presupuesto del sector se mantiene con la propuesta presupuestal de la administración de Andrés Manuel López Obrador, ya que entre 2018 y la iniciativa presupuestal hay una reducción de 30 por ciento.

La disminución severa como la que se plantea al sector forestal, deja a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) con un nivel de operación en el que ya no es viable enfrentar los retos en materia de deforestación y degradación, la conservación de la biodiversidad y la reactivación de la producción sustentable,.

Tampoco será viable el impulso a la transformación de productos forestales primarios y el cumplimiento de los compromisos de México en materia de mitigación y adaptación ante el cambio climático, así como de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible que incluyen la protección y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, señalaron en conferencia de prensa.

Gustavo Sánchez, director de la Red Mocaf y el investigador Gonzalo Chapela estimaron que una de las inercias del sector forestal es que la mayor parte de los recursos no se invierten en la producción sustentable, sino en programas de restauración y conservación con un diseño muy cercano a lo asistencial y sin proyectos bien definidos, lo cual ha desincentivado la actividad productiva sustentable y genera esquemas de restauración y conservación no sostenibles.

Indicaron que se debe invertir más en manejo forestal comunitario, en el impulso a redes de valor en las regiones forestales y en hacer compatible la restauración y conservación con las actividades productivas, lo cual reactivará la economía rural. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.