Productores de aguacate instalan huertas de forma ilegal en bosques de Michoacán

Durante los pasados 20 años la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no otorgó ningún cambio de uso de suelo forestal en Michoacán, pero eso no impidió que se establecieran ilegalmente huertas de aguacate en alrededor de 60 mil hectáreas de bosque, señaló Ricardo Luna, secretario de Medio Ambiente de esa entidad.

La Semarnat es la única autoridad que puede dar cambios de uso de suelo de terrenos forestales, como los bosques, y esto no ha ocurrido en el estado. El incentivo que hay en Michoacán, primer productor de aguacate del país con ingresos por 37 mil millones de pesos en ese rubro, debe llevar a que sea una entidad productora sustentable.

El funcionario consideró que la Federación debe convocar a una mesa de trabajo con los productores y el gobierno del estado, de lo contrario perderemos superficies importantes de bosque por cambios de uso de suelo.

En entrevista, indicó que el sector aguacatero se debe regularizar porque de otra forma nos puede llevar a una pérdida grave del ecosistema, pues los bosques son generadores de agua, capturan el carbono, retienen el suelo y producen biodiversidad.

Hay alrededor de 60 mil hectáreas que están en tierras de vocación forestal, en las cuales se siembra aguacate; “tampoco se trata de aplicar medidas drásticas, no buscamos desinstalar esas huertas, pero al amparo de la ley de Desarrollo Sustentable de Michoacán, los productores pueden acogerse a un convenio de resarcimiento de daños que tiene que ver con reconversión de un porcentaje de huertas a zona de bosque, para evitar la fragmentación de la vegetación, lo cual está ocurriendo.

No deben establecer más huertas en zonas de bosque, está prohibido por la Ley General de Desarrollo Forestal, que señala que se quite bosque para poner otro sistema productivo, ganadero o asentamientos humanos, es una tarea de todos. Federación, estado y productores. Se han perdido 1.3 millones de hectáreas de bosques.

Añadió que no se ha logrado desincentivar la instalación de huertas aguacateras, hubo una reforma a la ley forestal del estado en lo que se le dotó de atribuciones para actuar de manera directa y quitar cualquier huerta que se ubique derribando bosque. Consideró importante que haya una reforma a la ley federal.

El aguacate requiere temperaturas de frescas a frías, como la del bosque de pino, y, desafortunadamente, las características adecuadas son de este bosque, explicó.

Estimó que una tercera parte de las plantaciones de aguacate en Michoacán serían ilegales; la Sagarpa tiene un padrón de 130 mil hectáreas de este producto, pero la cifra real ronda 200 mil. (La Jornada)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *