Bloquean campesinos trabajos de la presa La Maroma, en SLP

Zacatecas, Zac., Campesinos del ejido La Presa, municipio de Villa de Guadalupe, San Luis Potosí, bloquearon el camino que conduce al proyecto hídrico La Maroma para impedir que máquinas y trabajadores continúen con la construcción de un embalse y un acueducto.

A pesar de la lluvia y el frío, decenas de hombres, mujeres y niños –con el aval de Juan López Blanco, presidente municipal de Villa de Guadalupe– impidieron que siga la retrasada obra, que hace seis años, durante su campaña por la Presidencia, Enrique Peña Nieto prometió para abastecer de agua a la ciudad de Matehuala.

Este año los campesinos han recurrido a todas las instancias legales para detener el proyecto, pues aseguran haber sido engañados y que están en riesgo de ser despojados de sus derechos a las aguas superficiales.

Con apoyo y asesoría jurídica del Colegio de San Luis Potosí (Colsan), que respalda el programa de investigaciones Agua y Sociedad, los ejidatarios presentaron este año dos demandas de amparo y promovieron la nulidad de un convenio que firmaron, con el argumento de que las autoridades locales y federales los engañaron.

Francisco Peña de Paz, integrante del Colsan, explicó en entrevista que los campesinos de La Presa descubrieron que rubricaron un convenio con trampas presentado por un abogado que trabaja para Jesús Medina, director de la Comisión Estatal del Agua, y para el delegado de su similar nacional (Conagua), Manuel Téllez Bugarín.

Indicó que Téllez Bugarín fue demandado penalmente por los campesinos, debido a que se hizo nombrar representante legal del ejido con un documento falso, firmado por una ejidataria de La Presa que murió cinco años atrás.

Destacó que la Comisión Estatal del Agua y la Conagua insisten en trabajar en tierras ejidales, lo cual es una ilegalidad, porque la asamblea decide quién entra en sus tierras.

Recordó que las autoridades ignoraron varias exhortos que los campesinos les hicieron para que suspendieran las obras, por lo cual la asamblea ejidal determinó bloquear el camino.

El académico dijo que el titular de la Comisión Estatal del Agua tiene un vínculo directo con las empresas constructoras. Él mismo es originalmente un empresario constructor y su compañía realizó las primeras obras del proyecto La Maroma en el ejido La Presa.

Peña de Paz expuso que los trabajos se aceleraron en semanas recientes ante la cercanía del cambio de gobierno federal. Han querido apresurar los procedimientos para cobrar lo más que puedan.

Blanca Jiménez, próxima directora de la Conagua, dijo Peña de Paz, es una persona con solvencia, con conocimiento profesional del caso. Viene de ser responsable del programa de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) sobre el plan hídrico. Tiene todo para hacer una limpia a fondo y reparar las ilegalidades que se han cometido contra los ejidos. (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.