Desplazados en Chiapas sufren males por frío

Tuxtla Gutiérrez, Chis.— El grupo de desplazados que iniciaron una caravana sobre la carretera San Cristóbal de las Casas a Tuxtla Gutiérrez ya presentan males respiratorios, especialmente los niños, debido a que duermen a la intemperie y en la zona se registran bajas temperaturas, en tanto el gobierno del estado inició una campaña de desprestigio contra los caminantes.

Desde el año 2016 las familias fueron expulsadas de sus comunidades y a la fecha el gobierno del estado de Chiapas no les ha garantizado el retorno y un lugar donde rehacer sus vidas. Sólo han firmado minutas de trabajo. “Ahorita nos quedamos aquí en el monte. No tenemos comida, no tenemos dinero, estamos sufriendo. Los niños también están sufriendo mucho, tienen sed, hambre, pues el Presidente no ve eso”, dijo Rosa Gutiérrez García, desplazada del ejido Puebla Chenalhó.

Rosa Gutiérrez García camina en compañía de su esposo y sus dos hijos y está embarazada, ha sido atendida en el hospital de la mujer de San Cristóbal de las Casas y está a pocos días para dar a luz. “Estoy embarazada, tengo 40 semanas, ya me voy aliviar. Ayer, cuando veníamos caminando, me empezó arder la panza, después vino la ambulancia, me llevaron al hospital de la mujer, llegué y me dijeron que ya me falta poquito”, sostuvo. Los niños y los ancianos padecen más las inclemencias  del tiempo, debido a que la zona registra temperaturas por debajo de los cero grados.

Comen lo que pueden, especialmente frijoles y arroz y lo que algunas personas les regalan mientras caminan sobre la carretera que une la región indígena con el centro del estado de Chiapas. Ante la reacción de los indígenas, el gobierno del estado acusó que los representantes de la caravana han rechazado el apoyo humanitario que se les otorga y sólo quieren recibir dinero, sin embargo, no les ha dado respuesta para retornar a su comunidad.

Este jueves la delegación de la Cruz Roja Mexicana entregó a los integrantes de la caravana 72 casas de campaña, 150 cobertores para niños y adultos mayores, otorgó 60 consultas médicas y atendió a dos mujeres embarazadas. (Excélsior)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.