Padecen 87.5% de los municipios indígenas alto grado de marginación

Aun cuando México presume en su Constitución ser una nación pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas, estas comunidades enfrentan severas condiciones de vulnerabilidad, rezago y discriminación. Recientes datos muestran que 8.3 millones de integrantes de grupos étnicos afrontan pobreza, y de ellos, 3.2 millones viven con tres o más carencias sociales y sin capacidad económica para adquirir la canasta básica.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, indicó que el objetivo constitucional de igualar las oportunidades de todas y todos los mexicanos aún es un reto pendiente.

Un estudio de 2015 refiere que de los 2 mil 457 municipios que hay en el país, 623 son considerados indígenas, pero ya sea por asentamiento ancestral o por migración, están en casi todo el territorio nacional, pues únicamente no se reportó su presencia en 33 demarcaciones. El ombudsman agregó que los datos indican que 87.5 por ciento de los municipios indígenas reportaron grados de marginación alto y muy alto ese año.

Recordó que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social reporta que 71.9 por ciento de ellos padecen pobreza y otras cifras oficiales señalan que la principal carencia para estas comunidades es la seguridad social, pues hasta 2016, 8.9 millones de personas pertenecientes a los pueblos originarios no tenían acceso a ella.

González Pérez expuso estos datos en el contexto de la reciente presentación del informe de la relatora especial de las Naciones Unidas sobre Derechos de Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, que es resultado de su visita de trabajo a México en noviembre del año pasado. El presidente de la CNDH indicó que 444 mil 275 niños, niñas y adolescentes indígenas de entre tres y 17 años de edad presentan grave rezago educativo y 543 mil 936 no asisten a la escuela.

El ombudsman expuso la grave brecha de desigualdad que enfrentan estos pueblos: mientras en la población general el rezago educativo alcanza 15.9 por ciento, entre los indígenas éste llega a 31.6 por ciento; 53.5 por ciento de la población no indígena carece de seguridad social, y el porcentaje entre poblaciones originarias es de 77.6.

En cuanto a la carencia de servicios básicos en la vivienda, entre la población general es de 15.5 por ciento, en tanto 56.3 por ciento de los indígenas no cuenta con estos beneficios en sus hogares; en general, 19 por ciento de los mexicanos no tiene acceso a una alimentación adecuada, pero entre la población originaria el porcentaje se eleva hasta 30.5. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.