Pueblos originarios contra de gasoducto, por falta de seguridad

Integrantes del consejo regional de pueblos originarios en Hidalgo, junto con académicos, pidieron que se detenga la instalación de un gasoducto que pasará desde Veracruz, Puebla y cruza Hidalgo a lo largo de 263 kilómetros.

Señalaron que la obra no ofrece garantías de seguridad o para evitar fugas del gas natural, que dijeron es producto de gas shale extraído por fracking en Estados Unidos, y que podría tener afectaciones en los mantos acuíferos y cultivos.

El ducto, que construye la canadiense TransCanada, afirmaron, afectará a 260 mil personas en 459 localidades de 34 municipios hasta llegar a Tula, Hidalgo. Tiene un diámetro de 36 pulgadas y en su paso atraviesa casas, escuelas y zonas de cultivo.

Etelvina Hernández, miembro del consejo regional de Pueblos originarios en defensa del territorio de Puebla-Hidalgo, sostuvo que la instalación no sólo impacta en el suelo que es removido para su instalación, sino que no garantiza la detección de posibles fisuras que derramen el gas por el subsuelo o manantiales.

De todas las comunidades se formó este comité en defensa del territorio, y nos dimos a la tarea de investigar la forma en que los gobiernos dieron los permisos, pero no hicieron un análisis real de su posible impacto, agregó.

Académicos de distintas organizaciones afirmaron que realizan un estudio del daño que causará en estos sitios, ya que las fugas podrían afectar al medio ambiente al menos en 100 metros a la redonda, además del riesgo de explosiones.

Asimismo, señalaron que dicha compañía ya tiene un registro de una serie de accidentes y explosiones por ductos que ha construido en Estados Unidos y Canadá. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.