El fracking, a revisión en el Senado, advierten

Las bancadas de Morena, PAN y Movimiento Ciudadano (MC) en el Senado se manifestaron, por separado, en favor de revisar el artículo 27 constitucional en lo que se refiere a la utilización de la fractura hidráulica para la extracción de hidrocarburos, por los daños que provoca a los acuíferos, el suelo y el medio ambiente.

Ricardo Monreal, coordinador de los legisladores de Morena, manifestó a través de redes sociales que “habitantes de varios estados han expresado su inconformidad por el fracking, técnica de fracturación hidráulica para extraer gas natural, que conlleva impacto ambiental y de salud pública. En el Senado revisaremos a fondo esta práctica y actuaremos en consecuencia”.

En la reforma energética que aprobaron PRI, PAN y PVEM se incluyó que en el país se podía utilizar el fracking para extraer gas y petróleo.

MC presentó una iniciativa para que quede prohibida la extracción de hidrocarburos líquidos y gaseosos a través de la fractura hidráulica, o de cualquier otro método que menoscabe la integridad del medio ambiente.

En la propuesta se destaca que ésta es una de las tecnologías para extracción de hidrocarburos más cuestionadas a escala mundial debido al impacto ambientales que genera. Implica riesgos de contaminación de acuíferos, del suelo, del subsuelo y de la atmósfera, mismos que conllevan daños a la salud de la población.

Agrega Movimiento Ciudadano que investigaciones en todo el mundo, por la problemática ambiental alrededor del fracking, ha llevado a la prohibición de esa tecnología en países como Alemania, España, Estados Unidos y Francia .

Una de principales preocupaciones al uso de esa tecnología es el empleo de grandes volúmenes de agua utilizados en el proceso de fracturación, ya que se requieren de 2 a 4 millones de galones por pozo, además de que se le añaden químicos.

El PAN, a su vez, presentó un punto de acuerdo para que se frene la fracturación hidráulica en todo el territorio de la Huasteca potosina, ya que su utilización provoca daños a la tierra, flora, fauna, contaminación de los ríos, lagos, cascadas y manantiales, que a su vez forman el mecanismo de subsistencia para los habitantes de esa zona, donde Pemex “ya ha iniciado el fracking para obtener hidrocarburos en esa región”. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.