Cierran pozo por presencia de arsénico en Cajeme

Habitantes de Pueblito Kilómetro 9, situado en Cajeme Sonora, bloquearon la carretera Esperanza-Hornos para protestar por la escasez de agua potable, debido a que el Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme (Oomapasc), cerró en febrero un pozo que abastece a la comunidad por la presencia de arsénico.

Acusaron que desde que el Oomapasc detectó el metal pesado, han abastecido a los habitantes con pipas, al tiempo que la dependencia construye una planta potabilizadora que purifique el líquido.

Los inconformes se plantaron la mañana de ayer en la vía por la que transitan camiones pesados de minas ubicadas en la sierra de Sonora, así como autos particulares de los municipios de Yécora y Rosario. Expresaron que la Oomapasc desde hace meses no les da información sobre los estudios elaborados en el pozo y se quejaron de la falta de agua en todo el día, lo que también afecta a las escuelas de la comunidad.

Los manifestantes dijeron que dependen económicamente de los comestibles que elaboran para la venta a turistas y cajemenses que visitan la presa Álvaro Obregón, y con la escasez del agua han visto afectados sus ingresos.

Señalaron que las pipas no alcanzan a abastecer a los más de 500 usuarios afectados, principalmente cuando algunas de las cinco unidades repartidoras fallan, como ocurrió en esta semana.

Cecilia Antillón Rosas, titular de Oomapas, señaló que hay niveles de arsénico por arriba de los niveles permisibles en el agua del venero y expuso que están a la espera de análisis, el cual se dará a conocer en días próximos.

Agustín Beltrán, gerente técnico del sistema suburbano del Oomapas, dijo que confían en que el distrito de riego del Río Yaqui autorice que esta comunidad pueda tomar agua de un canal. (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.