Indígenas mantendrán su lucha; no se prevé en el corto plazo un cambio en el modelo económico

La lucha de los pueblos indígenas por la defensa de sus derechos y territorio debe continuar durante la próxima administración federal, pues el modelo económico que se avecina no garantiza que la amenaza a sus tierras termine, concluyeron activistas y especialistas en la materia durante un conversatorio organizado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y el Centro de Información de la ONU en México.

En el coloquio Derecho de los pueblos indígenas, derecho y defensa del territorio, Orlando Aragón Andrade, representante legal de la comunidad autónoma de Cherán, Michoacán, e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que, con base en el modelo financiero que se ha anunciado, los grandes negocios no cesarán por lo que la intimidación a las tierras indígenas tampoco terminará.

Orlando Aragón Andrade destacó los anuncios hechos por los encargados de la futura política indígena. Han adelantado que se respetarán los Acuerdos de San Andrés, es decir, los compromisos que el gobierno federal pactó en 1996 con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para garantizar una nueva relación entre los pueblos originarios del país, la sociedad y el Estado. Sin embargo, señaló que es necesario esperar a la conducción futura en la materia.

Por su parte, Pedro Chávez, miembro del Consejo Mayor de Cherán, sentenció: Mientras el Estado, las instituciones y quien tenga la responsabilidad de brindar seguridad, paz, justicia y el cuidado de nuestros recursos, no lo hagan; nosotros no vamos a dar un paso atrás.

Y por ello, destacó Pedro Chávez, Cherán no participó en la instalación de las urnas para los comicios intermedios en 2011. No vamos a sacrificar ni poner en riesgo un proceso de libre determinación apegado a un marco jurídico establecido en nuestra Constitución por querer nuevamente ser partícipes en un proceso electoral.

Pedro Chávez manifestó que su comunidad refirma sus derechos como pueblo originario y visibiliza una lucha de resistencia que no sólo se da en Cherán, sino en toda la geografía del país y da vida a una alternativa al actual modo de organización política que estaba encuadrada o cooptada por los partidos políticos.

El abogado Aragón Andrade, señaló que esta comunidad autónoma representa una semilla de un nuevo México, contra uno viejo de la corrupción, de los partidos políticos de una democracia acotada subordinada al capital. Cherán no es resistencia nada más, es alternativa que está siendo enriquecida por otros pueblos y comunidades. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.