Indígenas nahuas y popolucas se amparan contra la Ley de Hidrocarburos

Las comunidades indígenas nahuas y popolucas de la sierra de Santa Marta, en Veracruz, interpusieron ayer un amparo colectivo indirecto contra la Ley de Hidrocarburos con el cual buscan detener la explotación de petróleo y gas en esa zona.

Los integrantes del Movimiento Regional Indígena en Defensa y Respeto por la Vida acudieron al palacio de Justicia Federal de Coatzacoalcos donde entregaron su recurso jurídico, respaldado por más de mil firmas de quienes habitan 10 comunidades indígenas de la zona costera.

La sierra de Santa Marta colinda con el área protegida de Los Tuxtlas, donde hay varios grupos de restauración ecológica que aseguran el suministro de agua a por lo menos 10 municipios, incluida la zona petrolera de Minatitlán, Coatzacoalcos y Cosoleacaque.

Ramón García Sánchez, abogado de la agrupación indígena Betty Cariño, explicó que el juicio de amparo indirecto que presentaron las comunidades indígenas es parte de los acuerdos tomados en una asamblea realizada el pasado 19 de agosto en la que determinaron la defensa de su territorio por la vía legal.

En esa ocasión, los pobladores de Tatahuicapan, Pajapan, Mecayapan, Cosoleacaque, Minatitlán, Zaragoza, Jáltipan Acayucan, Sayula de Alemán, Catemaco y Coatzacoalcos se opusieron al ingreso de empresas de origen argentino y ruso, toda vez que en abril pasado la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) licitó cuatro áreas sin tomar en cuenta a la población.

En la subasta de las cuatro áreas de asignación petrolera frente a las costas de Tatahuicapan y Coatzacoalcos no fue considerada en ningún momento la perspectiva indígena de los territorios asignados de lo que nosotros consideramos como nuestro mar territorial, señaló García Sánchez.

Detalló que han revisado los convenios que se entregaron a empresas petroleras durante la ronda 1 y encontraron que hay varios contratos otorgados a diferentes compañías extranjeras para explorar la franja costera del sur, que va de Los Tuxtlas a Coatzacoalcos.

Añadió que la gente de la región se enteró de la licitación por medio de solicitudes de información y está dispuesta a agotar todas las instancias para preservar la vida cotidiana de los pueblos originarios.

Explicó que por años esta franja ha sido un área protegida por los pueblos indígenas y las costas se han mantenido casi vírgenes, por lo que la explotación masiva de los yacimientos de gas y petróleo en aguas profundas afectará al medio ambiente y su forma de vida, pues muchas comunidades dependen de la pesca.

Desde hace un año se han venido haciendo exploraciones frente a las costas de Coatzacoalcos y los pescadores han denunciado que está recalando crudo en las playas, eso no lo queremos para nosotros, pues consideramos al mar como parte de nuestro territorio, insistió el abogado. Dijo que la Ley de Hidrocarburos no fue consultada en las comunidades indígenas y trasgrede los derechos colectivos y de autodeterminación que gozan los pueblos indígenas.

El activista destacó además que se trata de la primera acción legal de los pueblos originarios en contra de dicha legislación, la reforma energética y también es única en el tema de la explotación en el mar.

Además de las acciones legales, los diferentes colectivos y agrupaciones indígenas de la zona sur de Veracruz anunciaron que buscarán impedir a toda costa la llegada de plataformas petroleras a la región.

García Sánchez expresó que el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador no les garantiza detener ese tipo de inversiones, al contrario, quieren seguir explotando los hidrocarburos de manera irracional. La Ley de Hidrocarburos fue publicada en 2014 y nunca se nos consultó como pueblos indígenas y por eso nosotros vamos contra esa ley. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.