Logran secuencia del genoma del trigo; prevén diversificar producción del grano

Un equipo científico internacional logró secuenciar el genoma del trigo harinero, el cultivo más empleado en el mundo, por lo que el hallazgo servirá para facilitar la producción de variedades de este grano frente a los retos climáticos, con mayores rendimientos y sostenibilidad, así como mejor calidad nutricional.

Este logro es resultado del trabajo de más de 200 científicos de 73 institutos de investigación en 20 países, aglutinados en el Consorcio Internacional para la Secuenciación del Genoma del Trigo.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), una de las instituciones participantes, informó en un comunicado de este avance científico. La secuencia ordenada de ADN para los 21 cromosomas del trigo constituye el orden genómico de mayor calidad producido hasta la fecha para este alimento, y es el resultado de 13 años de investigación colaborativa internacional.

Como cultivo clave para la seguridad alimentaria, el trigo es el producto básico de más de un tercio de la población mundial y supone casi 20 por ciento del total de calorías y proteínas consumidas por el ser humano a escala mundial, más que cualquier otra fuente de comida. Igualmente, constituye una fuente importante de vitaminas y minerales.

Los resultados se dieron a conocer en la revista Science. El artículo presenta el genoma de referencia de la variedad de trigo harinero Chinese Spring.

Pilar Hernández, del Instituto de Agricultura Sostenible de Córdoba del CSIC, explicó que en este trabajo se ha analizado la distribución y el contexto genómico de elementos codificantes y no codificantes de los 21 cromosomas del trigo, correspondientes a sus tres subgenomas.

Detalló que el grupo científico consiguió una cobertura de 94 por ciento del genoma, con 107.891 genes, lo que permitió establecer un atlas de expresión génica del grano y descubrir redes de genes que se expresan de manera coordinada en los diferentes tejidos y estadios de desarrollo de este cereal.

Con el descubrimiento los mejoradores de este grano obtienen nuevas herramientas y podrán identificar más rápidamente elementos reguladores de carácter agronómico como productividad, calidad del grano, resistencia a enfermedades, así como tolerancia a condiciones ambientales desfavorables para producir variedades más sostenibles.

Con este recurso comunitario se establecen las bases para acelerar la investigación en trigo y sus aplicaciones, a través del avance en el conocimiento de la biología del grano y de la mejora facilitada por la genómica, consideró Hernández.

El estudio ofrece una poderosa herramienta para acelerar el desarrollo de nuevas variedades del alimento, diseñadas para abordar la nutrición humana y las necesidades de resiliencia de los cultivos.

La secuenciación del genoma ha sido un desafío durante mucho tiempo. Además de su enormidad, tiene tres subgenomas y la mayoría está compuesta de elementos repetitivos. Esto significa que grandes partes son muy similares, si no idénticas entre sí, lo cual había dificultado distinguir cada subgenoma y agrupar el genoma en el orden correcto.

La secuencia publicada recientemente permitió a los científicos realizar un análisis genómico de la expresión de copias de genes que son similares, pero se originan en diferentes genomas ancestrales.

Identificar éstos ayudará a comprender mejor la biología fundamental del trigo poliploide. (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.