La Profepa sanciona a menonitas por talar mil 316 hectáreas de selvas

Por talar mil 316 hectáreas de selvas para cambiar el uso de suelo sin permisos ambientales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sancionó con 10.2 millones de pesos a cuatro representantes de la comunidad menonita y a autoridades de los ejidos El Paraíso y El Bajío, en Bacalar, Quintana Roo. Además les ordenó reparar el daño que ocasionaron a la vegetación.

El año pasado el organismo informó que alrededor de 5 mil 300 hectáreas habían sido deforestadas desde 2008 por grupos de menonitas en Coahuila, Campeche y Quintana Roo, por lo que había comenzado procedimientos administrativos contra ellos.

 Ahora, de acuerdo con la Profepa, esta sanción se deriva de los procedimientos administrativos que había iniciado desde 2017 por el cambio de uso de suelo de terrenos forestales en 637.5 hectáreas de El Paraíso y en 678.5 hectáreas de El Bajío.

En un comunicado, informó que se determinó la responsabilidad directa de las autoridades ejidales, ya que intervinieron en la venta de terrenos a la comunidad menonita para su explotación. Explicó que se constató que menonitas asentados en El Paraíso tuvieron la intencionalidad de remover vegetación para hacer el cambio de uso de suelo, con lo cual dañaron un ecosistema de vegetación secundaria arbórea de selva mediana subperennifolia y de selva baja espinosa subcaducifolia con especies tropicales.

En El Bajío se afectó una vegetación similar que además contaba con especies enlistadas en la Norma Oficial Mexicana 059 que integra las especies de flora y fauna que están bajo protección especial, amenazadas o en riesgo de extinción.

La Profepa detalló que para el ejido El Paraíso la sanción asciende a 5 millones 57 mil pesos, mientras la de El Bajío es de 5 millones 208 mil pesos, las cuales deberán cubrirse en forma solidaria por los ejidos y las personas implicadas de la comunidad menonita en la región. La orden administrativa ordena la reparación del daño, por lo que tanto autoridades ejidales como menonitas deberán restituir la vegetación en las mil 316 hectáreas afectadas.

En 2012, en Quintana Roo, la Profepa inspeccionó y denunció penalmente a un grupo de menonitas del campo 4 Banderas, por haber provocado un incendio forestal que afectó dos áreas de 77 y de 19 hectáreas de selva baja para el cambio de uso de suelo en terrenos forestales a fin de destinarlos a terrenos de agricultura dentro del área de protección de flora y fauna en el municipio José María Morelos. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.