Traba Lozoya a fertilizantes

Pemex también afectó el desarrollo de la industria de fertilizantes en México con su decisión de adquirir, en 2013, la planta chatarra de Agro Nitrogenados en la que ha gastado 473 millones de dólares… y sigue sin operar.

Al recuperar la cadena de producción de fertilizantes amoniaco-urea durante la dirección de Emilio Lozoya, Pemex clasificó como competidores a los demás productores y canceló la posibilidad de rentar su terminal en Topolobampo a Proman, una empresa alemana-suiza.

Con esa decisión puso en vilo una inversión de 5 mil millones de dólares. Arturo Moya, representante para América Latina de Proman, uno de los principales productores de metanol y metano en el mundo, dijo que en 2011 iniciaron pláticas con Pemex para rentarle instalaciones en Topolobampo para la guarda de amoniaco. “Deberíamos estar produciendo amoniaco a finales de 2019, principios de 2020.

Hoy, debido al retraso por la falta de esa terminal, nos vamos a finales de 2021 e inicios del 2022”, señaló Moya. Proman, a través de su filial en el País, Gas y Petroquímica de Occidente, proyectó la construcción, en tres etapas, de una planta en Sinaloa para producir, amoniaco, urea y metanol.

Una de las condiciones para obtener el financiamiento del banco alemán de desarrollo Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW) era utilizar infraestructura existente. Resultaba ideal porque estaban las instalaciones de Pemex, que se encontraban subutilizadas debido a que la empresa productiva del Estado había disminuido su producción de amoniaco ante la baja rentabilidad que obtenía.

Pemex, en 2011 bajo el mando de Juan José Suárez Coppel, vio con agrado el proyecto, y Proman inició los trabajos: adquirió un predio, obtuvo todos los permisos medioambientales y suscribió un convenio con CFE Energía para el suministro por 20 años de gas natural. Todos estos trabajos, sostuvo Moya, implicaron un desembolso para los socios mexicanos de Proman por 100 millones de dólares.

Sin embargo, al darse el cambio de administración, Pemex informó que retomaría la cadena de producción gas-amoniaco-urea y anunció la compra por 275 millones de dólares de la planta chatarra de Agro Nitrogenados, en Pajaritos, Veracruz.

“Si las negociaciones hubieran continuado al paso que iban, hoy ya estaríamos construyendo la planta y estaríamos teniendo amoniaco para ofertar al País a finales de 2019, ahorrando así cientos, por no decir miles de millones de dólares en importaciones”, sostuvo Moya. (Reforma)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.