Miles de simpatizantes llenan el Zócalo de la CDMX

Ante miles de simpatizantes que llenaron la Plaza de la Constitución, afirmó que trabajará respetando a la autoridad constituida. No vamos a faltarle al respeto a las actuales autoridades, vamos a esperar nuestro tiempo en el proceso de transición para que el país siga su marcha sin crisis de ninguna índole.

Entre gritos de ¡Presidente, Presidente!, anunció a su equipo de transición: en materia económica y financiera, Carlos Urzúa, quien será secretario de Hacienda; y Alfonso Romo, coordinador de la Oficina de la Presidencia.

En cuanto a los asuntos internacionales, señaló que empezarán a trabajar en el equipo de transición Héctor Vasconcelos, quien será canciller, así como Marcelo Ebrard, Olga Sánchez Cordero y Tatiana Clouthier, en asuntos políticos internos. El encargado de medios de comunicación, César Yáñez, también se integrará al equipo de transición.

Anunció que dedicará los próximos dos meses y medio a definir acciones y llevar a cabo una gira a mediados de septiembre y octubre, ya como presidente electo, por todo el país.

Cerró su intervención en el Zócalo con el ofrecimiento de que no habrá divorcio con la sociedad y encabezará “un gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo.

“Hoy –destacó– se termina una etapa y se inicia otra”. Desde este día hasta el primero de diciembre, cuando tome posesión, se dedicará a trabajar con los miembros de su gabinete con la finalidad de no perder tiempo y elaborar los proyectos que le permitan, desde el primer día de su gobierno, comenzar a cumplir los compromisos de campaña.

Desde temprano, cuando acudió a votar, y durante toda la jornada, el abanderado de Morena se mostró confiado en obtener el respaldo de la ciudadanía.

Cerca de la media noche, en el Zócalo capitalino colmado de simpatizantes que no ocultaban la enorme alegría que les produjo el triunfo, López Obrador aseveró que aplicará los criterios básicos que rigen su vida: No mentir, no robar y no traicionar al pueblo.

Ante miles de seguidores de todas las edades que llegaron por voluntad propia al corazón de la ciudad, el virtual nuevo Presidente de la República, manifestó:

No tengo más que decirles, sólo abrazarlos, mucho; decirles que amor con amor se paga y que les quiero un poquito más todavía, tras lo cual recibió un estruendoso aplauso entre gritos de ¡Presidente, Presidente! (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.