Convoca AMLO a la reconciliación; “por el bien de todos, primero los pobres”, ofrece

Andrés Manuel López Obrador, virtual triunfador de la contienda por la Presidencia de la República, hizo un llamado a la reconciliación nacional, reiteró su compromiso de respetar todas las libertades y envió un mensaje de confianza a los mercados al sostener que respetará la autonomía del Banco de México, mantendrá la disciplina financiera y fiscal, y no actuará de manera arbitraria ni habrá confiscación de bienes.

López Obrador repitió la frase que, dijo, sintetiza su pensamiento: Por el bien de todos, primero los pobres.

Anunció entonces que se atenderá sobre todo a los más humildes y a los olvidados; de forma especial a los pueblos indígenas de México.

En su primer discurso luego de que el Instituto Nacional Electoral reconoció que las tendencias de votación lo favorecían, el tabasqueño formuló un reconocimiento al presidente Enrique Peña Nieto.

Dijo que en esta contienda el mandatario se comportó de forma distinta a como lo hicieron en su momento los jefes del Ejecutivo federal de administraciones pasadas.

Anunció que se reunirá con Peña Nieto el próximo martes en Palacio Nacional, con la finalidad de comenzar el proceso de transición.

Vamos a actuar de forma respetuosa. La transición va a ser ordenada para que se mantenga la estabilidad económica y financiera, y que no haya sobresaltos.

López Obrador hizo un reconocimiento a sus tres contendientes por la Presidencia de la República.

Entre aplausos de los integrantes del futuro gabinete presidencial y de simpatizantes, reiteró que su gobierno reconocerá los compromisos contraídos con empresas y bancos extranjeros.

Acerca de los contratos petroleros y otros acuerdos del sector energético suscritos con particulares, explicó que serán revisados para prevenir actos de corrupción o de ilegalidad.

Si encontramos anomalías que afecten el interés nacional, se acudirá al Congreso de la Unión y a tribunales nacionales e internacionales, advirtió. Es decir, siempre nos conduciremos por la vía legal. No actuaremos de manera arbitraria.

Reiteró que erradicar la corrupción será la misión principal del nuevo gobierno. Afirmó que bajo ninguna circunstancia el próximo presidente permitirá actos de corrupción, y como el buen juez por su casa empieza, impedirá que incurran en corruptelas compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia insistió en que el domingo se vivió un día histórico y que esta sería una noche memorable.

Reconoció que tiene una legítima ambición de pasar a la historia como un buen mandatario. No les voy a fallar, no se van a decepcionar. Soy muy consciente de mi realidad, no quiero pasar a la historia como un mal presidente, sino pasar a la historia como un buen presidente de México.

Del hotel Hilton, ubicado frente a la Alameda Central, donde emitió su primer mensaje como ganador de la contienda, López Obrador se trasladó al Zócalo capitalino, donde detalló que se pondrá de acuerdo con el presidente Peña Nieto para llevar a cabo los cambios en los últimos meses del actual gobierno. (Con información de La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.