Constructoras merman abasto de agua y amenazan agricultura en Irimbo

Morelia, Mich.- Dos fraccionadores de la comunidad de San Lorenzo, municipio de Irimbo, han mermado en más de 50 por ciento el caudal del manantial que abastece a este poblado, al igual que a Caleras, Huaniqueo y Las Grutas, en perjuicio de más de 12 mil habitantes, denunció Alejandro Chávez, representante de vecinos inconformes.

El diputado federal perredista Norberto Antonio Martínez Soto, ex alcalde y candidato a la diputación local, ordenó construir con cemento hidráulico un corredor de más de tres kilómetros, que bloqueó una de las venas del manantial, apuntó Chávez. El legislador, agregó, impulsa un proyecto turístico de gran escala sin importar las afectaciones a los habitantes.

Alejandro Chávez señaló además que Fernando Hernández García, ex líder de Antorcha Campesina, adquirió varias hectáreas y las está fraccionando para edificar más de 2 mil viviendas; asimismo, comenzó a construir un pozo muy cerca del manantial, lo que afectaría la principal fuente de agua de los lugareños; no obstante, el cabildo frenó la obra hace dos semanas.

‘‘Traer a cientos de familias a este lugar causaría un grave problema social porque no hay empleo y se ha incrementado la delincuencia, como en Ciudad Hidalgo, donde hay un asentamiento de Antorcha Campesina y el crimen está imparable’’, afirmó Rolando Molina, pequeño productor de esta región del oriente del estado.

Gracias al cultivo de fresas y legumbres, apuntó, casi todos los habitantes de Irimbo han logrado un ingreso digno, pero ‘‘por intereses de dos personas se pretende afectar la calidad de vida de todo un municipio’’.

Agregó que la comunidad de Irimbo ha mantenido el equilibrio ambiental, mientras municipios vecinos, adonde llega la mariposa monarca, ‘‘son arrasados por la tala legal e ilegal’’, agregó Chávez, quien aseguró que cientos de personas están decididas a evitar ‘‘una tragedia para los agricultores.

‘‘Lo que hacen es ilegal. Están atentando contra el medio ambiente, el agua y, sobre todo, contra la forma de vida de miles de personas que han vivido en paz en esta región ’’, que colinda con Angangueo, Ocampo, Hidalgo y Senguio, entre otros municipios. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.