Niega Conagua privatización y supone interés electoral

Como mentiras fundamentadas en un interés de carácter político-electoral, calificó Roberto Ramírez de la Parra, director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), las críticas a los 10 decretos sobre reserva de aguas emitidos por el gobierno federal, y a menos de dos semanas de los comicios aseguró que ya saben quién es el que está llevando a cabo este tipo de ataques.

En conferencia de prensa, el funcionario federal habló del supuesto origen de los ataques falsos, pero descartó ahondar en el asunto, debido a que podría incurrir en un delito electoral.

Me parece que está muy claro el objetivo, me parece que todos ustedes ya saben quién es el que está llevando a cabo este tipo de ataques, precisamente con el ánimo de desviar la atención para el tema electoral y obtener un beneficio de esta naturaleza. Y no para lo que realmente buscamos a través de la elaboración de estos decretos, que es cuidar el agua para el futuro.

Remarcó que el tópico del agua no es un tema electoral ni político, es técnico, y por ello aseguró que le da mucha tristeza tener que salir a conferencia de prensa para difundir lo que es un tema técnico que busca garantizar agua para los mexicanos.

Dijo que en esta época comicial son una moda los ataques y remarcó que lo realizado por el gobierno con estos decretos es lo opuesto a lo que se ha difundido en diversos medios y redes respecto a una privatización del líquido.

Subrayó que el agua sigue siendo de carácter nacional, los decretos que quitan una veda, no cambian la naturaleza de nuestra ley (de aguas) ni cambian la Constitución ni la administración por parte del gobierno en cuanto al agua.

Agrupaciones civiles han criticado los decretos, advirtiendo que se concesionaría a empresas privadas el líquido de cerca de 300 cuencas. Lo cual abriría la puerta a que hubiera concesiones a la industria minera y para fracking (fractura hidráulica para obtención de petróleo).

El funcionario remarcó en diversas ocasiones que eso es mentira y aseguró que en la actual administración no se otorgará ningún permiso para fracking.

Detalló que la reserva de agua es para el abastecimiento de la población, el uso público urbano y doméstico y para la protección ecológica, pero también para incrementar la seguridad hídrica ante sequías e inundaciones.

Insistió en que la reserva de agua en ningún momento significa que el volumen de agua se libera y se concesionará al mejor postor, y destacó que en los estudios técnicos justificativos de los decretos de agua tuvieron la colaboración y asesoría de World Wildlife Fund.

Precisó que ellos fueron quienes nos aconsejaron de cómo llevar a cabo estas reservas de agua; es decir, qué porcentaje es el que hay que más o menos reservar, de acuerdo con la experiencia internacional.

Expuso que el procedimiento para los decretos “no inició el 5 de junio de 2018, como falsamente se ha dicho; el 7 de julio de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la disponibilidad del agua en todo el país” y en 2017 se publicó en la página de Internet de la Cofemer (Comisión Federal de Mejora Regulatoria) el decreto correspondiente de reservas de agua, el cual cuenta con el aval de los consejos de cuenca. (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.