Huicholes siguen boicot electoral

Guadalajara, Jal.- La comunidad wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán y su anexo Tuxpan de Bolaños decidió en asamblea reabrir a partir de ayer las 36 escuelas y centros de salud que cerró desde el 1º de mayo pasado, en protesta por la falta de justicia agraria en la restitución de poco más de 10 mil hectáreas de su territorio ancestral, pese a haber ganado juicios para recuperarlas.

Sin embargo, y por no estar cumplidas a cabalidad sus demandas, los wixaritari mantienen un boicot al actual proceso electoral y prohíben el paso a propaganda, candidatos y partidos a su territorio ubicado en el norte de Jalisco, donde según el presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana estatal, Guillermo Alcaraz Cross, no hay condiciones para instalar 13 casillas el 1º de julio, lo que pone en riesgo los comicios municipales en Bolaños y Mezquitic.

Seguiremos atentos, pues cinco días previos a la elección debemos entregar documentación y material a cada presidente de mesa directiva; ese sería un buen espacio para intentar rescatar la capacitación que se les debe dar, dijo Alcaraz Cross.

Por lo pronto, personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco supervisó este lunes la reapertura de escuelas y centros de salud acordada en la asamblea comunal realizada en Bajío del Tule el fin de semana pasado.

Los wixaritari, además de exigir que autoridades federales indemnicen a los posesionarios de las 10 mil hectáreas que reclaman en Huajimic, Nayarit, para así recibir esas tierras sin conflicto, también solicitan aulas y maestros suficientes, de prescolar a educación superior.

Francisco Ayón, secretario de Educación estatal, dijo por su parte que el próximo jueves, autoridades estatales establecerán con las tradicionales una mesa de trabajo en Colotlán, para revisar el pliego petitorio de los wixaritari, que incluye abrir en esa zona serrana escuelas de tiempo completo, construir una carretera entre Ocota de la Sierra y El Mirador, así como que la Fiscalía de Jalisco instale casetas de vigilancia en Cerro de la Puerta, Mesa del Tirador y Crucero Banderita.

Otro punto que destrabaría el boicot electoral sería el envío de ambulancias a la región wixárika para atender traslados urgentes, además del abasto de material quirúrgico y medicinas. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.