Descartan porcicultores impacto en precios por cobro de aranceles a EU

La Confederación de Porcicultores Mexicanos descartó que la aplicación de aranceles a productos de cerdo provenientes de Estados Unidos, en respuesta a la medida similar tomada por ese país contra el acero y aluminio mexicanos, pueda impactar a los consumidores.

A la par del impuesto, dijo, se abre la oportunidad de otras fuentes de suministro y los productores nacionales redoblan esfuerzos para que la carne de cerdo esté en la mesa de los hogares mexicanos.

Informó que a partir de ayer entró en vigor un arancel de 20 por ciento a las fracciones 02031201 piernas, paletas y sus trozos sin deshuesar, frescas o refrigeradas; 02032201 piernas, paletas y sus trozos sin deshuesar, congeladas; 02031999 las demás, frescas o refrigeradas, y 02032999, las demás, congeladas”.

El médico veterinario zootecnista José Luis Caram Inclán, presidente de la confederación, dijo que a esta medida se aplica cupo de importación de terceros países hasta por 350 mil toneladas, con vigencia al 31 de diciembre, para las mismas cuatro fracciones arancelarias.

Asimismo, el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) respaldó las medidas impositivas tomadas por México contra Estados Unidos, en respuesta al alza de aranceles al acero y aluminio.

Consideró que las presiones que el mandatario estadunidense, Donald Trump, reciba del mundo y de los propios empresarios, agricultores, productores y acereros de su país, le va a pegar a él.

En entrevista con La Jornada, Bosco de la Vega Valladolid, presidente del CNA, expuso que el cobro de impuestos es un castigo de Trump porque ni Canadá ni México cedieron a las presiones sobre reglas de origen y el tema de la estacionalidad, en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio.

Celebramos que nuestro gobierno haya reaccionado con la misma proporción, con la misma fuerza del embate de Trump, un hombre que está en contra del libre comercio y del progreso.

Lo que hace México es para que duela en sectores importantes, en estados republicanos, para que el señor reconsidere.

Raúl Pérez Bedolla, secretario general de la Alianza Campesina del Noroeste (Alcano), expuso que la guerra comercial iniciada por Estados Unidos “abre la puerta a una cadena inflacionaria en el mercado interno, pues impactará de manera directa en los insumos que se requieren para sembrar alimentos básicos, los cuales llegarán con un aumento al consumidor final.

El efecto más tangible de la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio de México, Canadá y la Unión Europea es la continuación de la volatilidad del tipo de cambio y, a mediano plazo, un incremento de precios en el mercado interno, advirtió. (La Jornada)

(La Jornada)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.