Se redujo 50% el volumen de incendios forestales

De enero al 24 de mayo se registraron 5 mil 79 incendios forestales en los 32 estados –casi 2 mil 500 menos que en el mismo periodo del año pasado– y afectaron 220 mil 476 hectáreas, de las cuales 95 por ciento corresponde a arbusto y el resto son áreas arboladas, según reporte de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Hay alrededor de 66 millones de hectáreas de bosques y selvas en territorio nacional. México se ubica entre los 10 países con mayor superficie forestal del planeta, 52 por ciento de los cuales son de propiedad social, indica información del Inegi.

Donde se presentaron más incendios fue en el estado de México, con mil 185 siniestros; seguido de Michoacán, con 546; Ciudad de México, con 498; Jalisco, con 317; Chihuahua, con 315; Puebla, con 313; Chiapas, con 281; Tlaxcala, con 244; Durango, con 182, y Guerrero, con 180. En estas entidades se registró 80 por ciento del total del país.

Donde hubo más superficie siniestrada fue en Chihuahua, con 50 mil hectáreas; Jalisco, con 26 mil; Durango, con 20 mil; Oaxaca, con 19 mil; Guerrero, con 13 mil; Sonora, con 12 mil; Michoacán, con 11 mil; Nayarit, con 9 mil; Chiapas, con 8 mil, y Ciudad de México, con 6 mil 500.

En el mismo lapso de 2017 se registraron 7 mil 683 incendios y se afectaron 443 mil hectáreas, lo cual significa que este año la superficie siniestrada es prácticamente la mitad. Históricamente el año con mayor número de incendios y más superficie dañada fue 1998, con 12 mil 700 siniestros y 494 mil hectáreas afectadas.

En el combate a los incendios participan brigadas rurales de los estados y municipios, así como población que recibe pago por servicios ambientales, y elementos de dependencias federales como la Conafor, las secretarías de Marina y la Defensa Nacional, y asociaciones de silvicultores.

De acuerdo con la Conafor, este año el promedio de superficie afectada por incendio es de 43 hectáreas y las zonas arboladas sinistradas ascienden a 9 mil 749 hectáreas, sobre todo en Chihuahua, con alrededor de 2 mil hectáreas.

En lo que va del año, hay 556 hectáreas que registraron daño severo, pues tienen más de 51 por ciento de la copa quemada y tardarán más de 10 años para recobrarse. (La Jornada)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.