Podrían subir los precios mínimos de granos

El gobierno federal analiza la posibilidad de actualizar el Ingreso Objetivo, es decir, el precio mínimo que puede recibir un productor por tonelada de su cultivo; la medida ayudará a compensar la caída de los precios de los granos y los incrementos en los costos de producción.

Alejandro Vázquez Salido, director en Jefe de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca), refirió que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, les pidió revisar al alza el Ingreso Objetivo.

“La idea es actualizar al alza el Ingreso Objetivo porque los costos de los insumos se incrementaron el año pasado como consecuencia del alza del tipo de cambio, a la vez se cayeron los precios internacionales de los granos, lo que afectó la rentabilidad de los productores”, explicó a Excélsior.

El funcionario resaltó que a inicios de 2017, cuando Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos, el tipo de cambio se disparó a 22 pesos por dólar, lo que provocó que los fertilizantes y las semillas –que están dolarizados– aumentaran de precio, a la vez, los precios internacionales de los granos se cayeron, “fue la tormenta perfecta”.

La rentabilidad de los productores también se vio afectada porque, cuando vendieron su cosecha, el tipo de cambio ya estaba abajo de esa cotización, “compraron caro, vendieron barato y los precios se derrumbaron”. Citó de ejemplo que cuando revisaron los análisis de los productores de trigo, no tenían siquiera el mínimo de rentabilidad.

A decir del representante de Aserca, que depende de la Secretaria de Agricultura, el problema no solamente es económico, sino de carácter social, “al no tener el productor un mínimo nivel de ingreso se desalienta su actividad”. Además de que hay estudios en el sentido de que cuando hay baja de precios en los granos, particularmente en el maíz, suele incrementarse la violencia, agregó.

Ante un escenario de precios a la baja de los granos, el Ingreso Objetivo da certeza al productor y brinda paz, destacó. Refirió que hace un par de años, cuando cayeron los precios del petróleo, también cayeron los precios de los granos, particularmente el del maíz, dada la correlación que hay entre ambos, pues el grano es utilizado como commodity en Estados Unidos y Brasil para producir etanol, el cual se usa como combustible.

La importancia de los granos en el país radica en que, de los 22 millones de hectáreas que se cultivan, 15.4 millones de ellas, es decir, el 70 por ciento de la superficie se dedica a la siembra de granos y oleaginosas, explicó. En México, el 67 por ciento de los productores agrícolas se dedica a la generación de granos y el 75 por ciento de la superficie de granos y oleaginosas son de temporal; solamente 25 por ciento es de riego. (Excélsior)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *