Comunidades de Quintana Roo impiden consulta sobre siembra de transgénicos

Bacalar, QR.- En la pequeña casa ejidal de Buena Esperanza los esperaron con recelo. Los funcionarios de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem) llegaron y desplegaron su escenografía sin pedir permiso.

Colocaron un proyector y una pantalla en la que se lee: Proceso de consulta indígena sobre organismos genéticamente modificados. Se colocaron al frente y, también sin solicitar consentimiento alguno, intentaron iniciar el procedimiento para que la empresa Monsanto pueda ¿o no? sembrar soya transgénica en la región, pasando por alto que la autorización está oficialmente revocada desde octubre de 2017. No lograron iniciar el procedimiento. Les dijeron que no tiene sentido esa consulta. Y los funcionarios insistieron en levantar un acta y hasta entonces se retiraron.

La escena se repitió en Nuevo Jerusalén y al día siguiente en Buena Fe. Y en el ejido El Paraíso el escenario cambió. Los funcionarios llegaron, intentaron de igual manera instalarse sin autorización alguna y se colocaron en la pequeña mesa de madera que preside las asambleas, pero Elsy López Estrella, comisariada ejidal, les pidió que se levantaran, pues es el lugar de las autoridades del pueblo. Les habló en maya. Su actitud era tan firme que no haría falta mucha traducción. Los funcionarios se miraron entre sí, no entendieron por qué habrían de pedir permiso cuando su costumbre es irrumpir como en las comunidades anteriores, comenta la comisariada. Su traductor les explicó. Ellos retrocedieron, fueron obligados a cambiar su actitud, explicaron sus intenciones y hasta ese momento pidieron permiso para colocar su proyector. Aquí no hay luz, les respondieron.

Doña Elsy les dejó claro que ella es comisariada ejidal, pero como el asunto es de la comunidad indígena, les toca tratarlo con la autoridad tradicional. La explicación sobre la interlocución correcta se repitió en las cuatro comunidades visitadas por los funcionarios. Pero, de cualquier forma, explicó la comisariada, no tiene caso hacer la consulta porque el permiso (a Monsanto) está revocado. Que quede claro que no nos estamos negando a nuestro derecho a ser consultados, pero por ahora está revocado el permiso y no hay ningún caso, no tiene ningún sentido. ¿Por qué quieren consultar algo que no existe? Todo a su debido tiempo. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.