Se oponen wixárikas de Jalisco a la cesión de 25 mil hectáreas a El Nayar

Guadalajara, Jal.- La comunidad wixárika de San Andrés Cohamiata, municipio de Mezquitic, Jalisco, reprochó al Congreso y al gobierno de ese estado que no defienda 25 mil hectáreas de su territorio que serán anexadas a El Nayar, Nayarit, para resolver un conflicto de límites que data de hace medio siglo.

Claudio Montellano de la Cruz, presidente del comisariado de bienes comunales de San Andrés Cohamiata, solicitó al gobierno de Jalisco no entregar las tierras a Nayarit.

Autoridades indígenas se reunieron con el secretario de Gobierno estatal, Roberto López Lara, y miembros de la mesa directiva del Congreso de Jalisco, a quienes advirtieron que si se entregan los terrenos impedirán que se realicen campañas para las elecciones de julio.

Precisó que las 25 mil hectáreas equivalen a casi 40 por ciento de la extensión de San Andrés Cohamiata.

El abogado de la comunidad, Samuel Salvador Ortiz, recordó que el 18 de abril, en sesión ordinaria, el Congreso de Nayarit aprobó reformar el artículo 16 de la Ley de División Territorial para, según el dictamen, garantizar certeza jurídica de su pertenencia y servicios básicos a ciudadanos de 12 localidades del municipio de El Nayar.

Con ello, dijo, las comunidades indígenas de San Andrés Cohamiata asentadas en Mezquitic, entre ellas El Chalate, Palma Chica, El Rincón, El Espejo, Santa Gertrudis, Las Tapias, Tutuyecuamama, Los Nogales, Los Pinos, Rancho Nuevo, Tierras Blancas de los Lobos y Guamuchilillo formarán parte de Nayarit.

La reforma se aprobó, según el Congreso nayarita, después que representantes de las comunidades de El Guamuchilillo, Palma Chica y Las Tapias presentaron una solicitud para que las 12 localidades fueran consideradas parte del territorio del estado.

El abogado de los comuneros de San Andrés Cohamiata inconformes con la modificación agregó: Debe respetarse la superficie que corresponde legalmente a la comunidad de San Andrés Cohamiata, y también deben protegerse los límites territoriales de Jalisco, porque se está cometiendo una violación flagrante.

Claudia Olivia Morales Reza, presidenta del consejo de vigilancia de los bienes comunales, dijo que San Andrés Cohamiata antes contaba con 250 mil hectáreas, pero luego de varias anexiones, invasiones y reformas, sólo le quedan 74 mil 900.

Los wixárikas de San Sebastián Teponahuaxtlán y su anexo Tuxpan de Bolaños, en Jalisco, al sur de San Andrés Cohamiata, advirtieron que también impedirán el proceso electoral. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.