Producir con calidad y de forma sustentable, reto agroalimentario

Las nuevas generaciones tienen que encarar los problemas que implica el desarrollo del campo mexicano, no sólo con el discurso, sino preguntando qué es lo que tenemos que hacer ahora con el dilema, señaló Alejandro Carrillo Castro, director general de la Fundación Miguel Alemán.

Durante la séptima entrega del Premio Miguel Alemán Valdés a la Innovación para la Productividad Agroalimentaria, Jesús Moncada de la Fuente, coordinador del programa, expresó que el fomento de proyectos productivos en el campo que sean sustentables en lo económico, en lo ecológico y en lo social, aunados al desarrollo de capacidades, es la estrategia idónea para aumentar el desarrollo económico en el campo, para reducir el desempleo, así como la pobreza lacerante y sus consecuencias.

“Seamos realistas, pocos jóvenes se interesan en trabajar en el campo, pues la agricultura se asocia con trabajo arduo, atraso, inseguridad y violencia.

“Ahora tenemos el desafío de producir suficiente comida, pero no sólo de calidad, sino alimentos accesibles, con una condición: no se vale deteriorar nuestra base de recursos naturales, es decir, nuestros suelos, el agua, la flora y la fauna para que podamos cumplir con nuestra obligación de dejar un buen legado a las futuras generaciones.

Además, nuestros productores están envejeciendo, debemos preguntarnos quién hará la agricultura del mañana, qué debemos hacer para que jóvenes talentosos se interesen y comprometan con el sector rural y sus programas.

Fueron galardonados, entre otros, productores del Centro Internacional de Capacitación en Cafeticultura y Desarrollo Sustentable; además, hubo una mención honorífica para el proyecto Producción de maíz nativo, con el sistema Lad-Ar, de Santo Domingo Tepuxtepec, Oaxaca. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.