Zapata está en cada uno de nosotros: MST

 

 

Intervención de Francisco Chew Plascencia, dirigente del Movimiento Social por la Tierra (MST), en el evento central de la conmemoración por el 99 aniversario de la muerte de Emiliano Zapata.

Compañeros, me da gusto que este diez de abril, precisamente cuando conmemoramos el 99 aniversario del asesinato del general Emiliano Zapata estamos aquí, en las calles de la ciudad de México.

Cuando en días pasados en el FAC acordamos realizar esta acción, lo hacíamos en medio de una amplia movilización generada por los problemas, los desvíos por parte de la Sedesol y lo que comentábamos es, que era importante no perder nuestras banderas.

Han pasado 99 años de que Zapata, en un acto de traición, fue asesinado. En aquel tiempo, los poderosos, los ricos que sojuzgaban al país pensaron que habían terminado de una vez por todas con una de sus fuentes más graves de reclamo y rebelión.

Sin embargo, lo que nunca pensaron fue que Zapata, a partir de su muerte ya no es un caudillo o un cuerpo físico; Zapata, a lo largo del tiempo después de su muerte, se convirtió en ideas, se convirtió en los anhelos, en las aspiraciones de justicia.

Cada que un indígena o un campesino mexicano piensa en sus derechos, piensa en justicia, piensa en acciones, piensa en el ejemplo de Zapata y por eso hoy, que el Frente Auténtico del Campo está en las calles, vuelve a cabalgar Zapata, porque en Zapata viven los más humildes, y cuando los más humildes salen a luchar por sus derechos salen a reivindicar que este país es suyo, Zapata vuelve a cabalgar.

Zapata está este día en cada uno de nosotros, Zapata está en nosotros porque Zapata es ideas, es el espíritu de rebelión del pueblo de México cuando reclama sus derechos y eso es lo que nos inspira hoy a estar aquí; eso es lo que los campesinos de la CODUC, o los campesinos de la UNTA, a los campesinos de la CIOAC, y desde luego a los indígenas y campesinos del MST nos tiene en una ardua tarea de organización, lucha, de movilización porque damos expresión organizada a los anhelos de justicia y libertad de Emiliano Zapata.

Reclamamos ser parte de esta gran nación que es México, y lo reclamamos con la dignidad de trabajar día a día para construirla. La jornada de lucha que hemos emprendido es muy larga.

Nos hemos encontrado con dificultades propias del contexto, con insensibilidades;  sin embargo como lo expresaba quien me antecedió, el profesor Álvaro López, he de reconocer que también hemos encontrado funcionarios que dialogan con nosotros, que en este momento están aquí y le quiero reconocer, al igual que lo hizo mi antecesor, al secretario Baltazar Hinojosa su presencia aquí, al subsecretario Cadena y a todo el equipo de la Secretaría de Gobernación y de la Sagarpa que está al pendiente de la atención de las demandas del FAC.

Esperamos nosotros que el canal del diálogo sea el canal que permita que transiten cada una de las aspiraciones de las demandas específicas que tenemos como Movimiento, que tenemos como Frente.

Esperamos también que en el ejercicio de nuestras libertades democráticas, en el ejercicio de todo lo que hemos hecho para ampliar la base de derechos sociales, económicos y políticos para los indígenas y campesinos podamos transitar hacia ese desarrollo y que ese desarrollo sea incluyente.

Efectivamente, la agenda que hoy en día tenemos es una muy amplia; graves problemas tenemos el sector, graves pendientes, tenemos desafortunadamente un cúmulo de conflictos agrarios que es necesario atender, algunos añejos y otros generados por las nuevas políticas de desarrollo y de ciertas empresas voraces como es el caso de las mineras.

Tenemos problemas generados en alguna medida también por la voracidad y la entrada de algunas empresas petroleras. Requerimos que haya atención a esta conflictividad social. Requerimos también encontremos canales de diálogo para muchas de estas cuestiones en materia ambiental, pero, sin embargo, hoy por hoy, en la construcción de la soberanía alimentaria de México estamos participando activamente.

Hoy por hoy en varios aspectos estamos construyendo desde las comunidades, los ejidos, la capacidad de alimentarse de manera libre y soberana, como lo hace el pueblo de México.

No quiero ahondar mas en discursos, quiero más bien reiterarles, a nombre de los compañeros del Movimiento Social por la Tierra mi más amplio reconocimiento a todas las organizaciones del FAC aquí presentes, a todos ustedes.

¡Viva la CODUC!, ¡Viva la CIOAC!, ¡Viva la UNTA!, ¡Viva el MST!, ¡Viva el Frente Auténtico del Campo!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *