Exigen cancelar permisos a minera

Zacatecas, Zacatecas.- El Movimiento Civil del municipio de Chalchihuites (MCMC), conformado por habitantes e integrantes del cabildo, llamó a la empresa minera canadiense First Majestic a no operar en Chalchihuites y exigió al gobierno federal cancelar de inmediato las concesiones otorgadas a esta empresa.

Los integrantes señalaron que en 2007 esta compañía fundó la Unidad Minera El Toro, adquirió los derechos de las minas San Juan, San Nicolás y Dolores y empezó a operar sin que los habitantes ni el cabildo fueran consultados.

A lo largo de este tiempo hemos sufrido diferentes afectaciones. Vimos cómo desaparecía el cerro y nuestro paisaje; comenzó el desabasto de agua, miramos cómo nuestras casas se han debilitado por las explosiones, afirmaron.

La operación de la mina, acusaron, significa un problema comunitario, pues las tierras han sido devastadas y los habitantes manifiestan que sufren enfermedades en la piel, de oídos, respiratorias y gastrointestinales, asociadas a la actividad minera, males que ni la empresa ni el gobierno quieren reconocer.

Nos encontramos en total indefensión, sin atención médica adecuada y sin dinero para atender la gravedad de los problemas que actualmente tenemos y nunca nos mencionaron como parte del supuesto progreso y desarrollo que la mina traería.

Los integrantes del MCMC dijeron que la empresa ha dividido al pueblo y a las familias, además de que las promesas de empleo han sido incumplidas y las operaciones del yacimiento han sido las causales del daño a la flora y a la fauna.

Precisaron que en 2017 la minera procesó 278 mil 204 toneladas de mineral y empleó 834 millones 612 mil litros de agua equivalentes al consumo de la población de todo el municipio durante siete años y dos meses.

¿De dónde obtienen semejante cantidad de agua para sus actividades? La toman de los mantos acuíferos en perjuicio de los pozos para riego y consumo doméstico. No sólo usan el agua, sino que la contaminan y sus desechos van a parar a los ríos Súchil y Chalchihuites, lamentaron.

Manifestaron que la minera El Toro saquea los recursos de Chalchihuites, los cuales se sustentan en actividades agrícolas, ganaderas, de fruticultura y de la producción y exportación de miel, además del comercio y las remesas que envían los migrantes.

Exigieron que las autoridades federales hagan estudios hidrogeológicos y geotécnicos que den cuenta de los impactos que la explotación minera produce en los cuerpos de agua, la flora y fauna silvestre, así como en la agricultura, la ganadería y la salud de los habitantes. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.