Desplazados se plantan en Tuxtla Gutiérrez

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.- Al menos 249 indígenas desplazados en mayo de 2016 del ejido Puebla, municipio de Chenalhó, se plantaron ayer en el parque central de Tuxtla Gutiérrez para exigir el desmantelamiento de grupos civiles armados y el retorno a sus viviendas, informaron sus representantes.

No vemos que el Estado mexicano esté tomando medidas para desarticular al grupo paramilitar que nos desplazó junto con al menos otras 5 mil personas del municipio de Chalchihuitán, y continúa agrediendo y expulsando a hermanos indígenas de las comunidades Tabak y Koko, entre otras del municipio de Aldama, agregaron.

En un comunicado, recordaron que hace 12 días retiraron el plantón que instalaron en el mismo sitio, luego de firmar acuerdos con las autoridades estatales.

A 21 días de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó al Estado mexicano, mediante su resolución 13/2018, aplicar la medida cautelar número 361-17; a 12 días del levantamiento del plantón que realizamos del 5 al 15 de este mes, y a una semana de la supuesta sesión del Consejo Estatal de Atención Integral al Desplazamiento Interno, nos damos cuenta de que el gobierno estatal no nos atiende como es debido y nos quiso engañar para alargar el proceso del retorno a nuestra comunidad de origen, señalaron.

Denunciaron que fue liberado Javier Gómez Gutiérrez, “asesino de nuestro compañero Guadalupe Cruz Hernández e integrante del grupo paramilitar agresor, lo que, consideramos, hace evidente la protección y complicidad del Estado con los paramilitares.

Hoy regresamos al palacio de gobierno estatal y aquí nos quedaremos hasta que el Estado mexicano realice acciones contundentes que indiquen que va a desarticular a este grupo paramilitar, advirtieron.

Los 249 tzotziles salieron del ejido Puebla a causa de un conflicto poselectoral por la presidencia municipal. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.