Acusan indígenas detención irregular

Hands holding the bars

Toluca, Estado de México.- Juan Carlos y Maximiliano Merino, ambos de origen indígena, llevan más de cuatro meses recluidos en el Penal de Barrientos bajo una causa penal con supuestas irregularidades y sin un intérprete al mixteco que los asista, acusaron familiares de los jóvenes.

El Artículo 10 de la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas establece que los integrantes de comunidades indígenas deben ser asistidos gratuitamente con intérpretes y defensores que tengan conocimiento de su lengua en cualquier tipo de juicio o procedimiento. Sin embargo, los jóvenes de 20 y 23 años de edad, respectivamente, no entienden por completo cuál es el proceso que enfrentan desde el 2 de noviembre pasado, asentado en el expediente 2351/2017, y por el cual se encuentran recluidos en el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Tlalnepantla Juan Fernández Albarrán, conocido como Barrientos.

Aunque el Tribunal Superior de Justicia del Edomex afirma que a los jóvenes se les proporcionó traductor, los familiares dicen lo contrario. “El 16 de febrero de 2018, en la audiencia intermedia, manifestaron que no comprenden bien el idioma español, ellos hablan mixteco, por lo que tuvieron que ser apoyados con traductores”, indica personal de Comunicación del Poder Judicial.

Juan Carlos y Maximiliano ya están en audiencia intermedia, fueron vinculados a proceso y ni siquiera entienden los cargos, que es robo con violencia. Los jóvenes tendrán su próxima audiencia en abril con una defensora de oficio y, aunque pidieron un intérprete, la litigante recomendó a Amador conseguir un traductor por sus medios.

Según últimos datos publicados por la CNDH sobre la población indígena presa: hay 8,412 presos, de los cuales 7,728 pertenecen al fuero común y 684 al fuero federal. (Reforma).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.