Crece pobreza en México

Entre 2005 y 2017, el ingreso laboral de los mexicanos registró una caída de 10.6% en términos reales, lo que ha representado el principal obstáculo para reducir de manera significativa la pobreza en México, afirmó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En su informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, el organismo dirigido por Gonzalo Hernández Licona expresó q u e l a reducción del ingreso ha sido resultado del estancamiento de la productividad, que no ha permitido un mayor crecimiento de la economía, razón por la cual la población en condición de pobreza ha crecido en 3.9 millones de personas entre 2008 y 2016.

Resaltó la contradicción de que este aumento en la pobreza total ocurre pese a que las carencias sociales (acceso a la educación, salud, vivienda, seguridad social, servicios básicos y alimentación) han registrado reducciones significativas derivado de la política pública, lo que a su vez ha permitido que la población en pobreza extrema —con ingreso inferior a la canasta alimentaria y con al menos 3 carencias sociales— haya bajado en 2.9 millones de personas en el mismo periodo.

Coneval destacó que pese a que “democratizar la productividad” fue uno de los ejes centrales del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, existe una atomización y desvinculación de los programas dirigidos hacia la productividad, insuficiente presupuesto para dar seguimiento a los proyectos financiados, y la falta de estudios que sobre la factibilidad de los bienes y servicios que se producirán con los apoyos del gobierno.

RECOMENDACIONES

Hacia delante, y en particular como reto para el nuevo gobierno, el Coneval emitió una serie de recomendaciones para que se pueda establecer una estrategia para incrementar el ingreso de la población en México.

Entre ellas, implementar estrategias de empleo universal que garantice acceso a trabajo sin importar su condición socioeconómica; aumentar el salario mínimo de manera moderada; reforzar el control de la inflación, y rediseñar los programas de apoyo al crédito para evitar duplicidades. (Excélsior).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.