El TPP será la puntilla para 150 mil productores de leche, advierte líder

Zacatecas, Zacatecas.- La firma del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) por el gobierno mexicano afectará gravemente a los productores de leche nacionales, pues en México obtener un litro de ese alimento cuesta 35 centavos de dólar, y en Nueva Zelanda sólo 28, advirtió Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche.

En entrevista, señaló que el TPP hará que desaparezcan 150 mil pequeños productores por dos razones: competencia desleal e incosteabilidad.

Sostuvo que los lecheros del sector social no tienen esperanzas de participar en el TPP, cuyos negociadores mexicanos al parecer son los mismos que negocian el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), encabezados por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quienes ni siquiera vieron la agenda de negociación de la leche y sus derivados. “Firmaron y dieron por bueno el documento sin precisar cupos ni condiciones sanitarias.

No consultaron a pequeños y medianos productores, que aportan 80 por ciento del producto, unos 11 mil 500 millones de litros anuales, ni tomaron en cuenta a la opinión pública, dijo.

De acuerdo con Álvaro González, entre los países que integran el TPP dos tienen alto potencial de exportación de leche: Nueva Zelanda, cuyo sistema productivo y económico está orientado a la producción y exportación de lácteos y derivados, y Australia, que también tiene excedentes, aunque menores a los de Nueva Zelanda.

Recordó que entre los compromisos comerciales que México adquirió al firmar el TPP figura adquirir 27 mil toneladas de leche en polvo anuales a Nueva Zelanda, volumen que puede crecer a 45 mil toneladas anuales en los próximos 11 años.

Señaló que uno de los factores que eleva los costos en México es la alimentación del ganado lechero (de las razas Holstein, Suiza y Hershey) con alimentos balanceados hechos a base de maíz molido, pasta de soya, pasta de trigo, sorgo y semilla de algodón. La mayoría de estas materias primas son importadas y se venden en dólares.

Indicó que en Nueva Zelanda predomina la cría libre; ese país ha mejorado genéticamente sus variedades de pastos y con eso alimenta a unos tres millones de vacas lecheras. Obviamente sus costos son reducidos. Con los productores neozelandeses no podemos competir, aseguró. (La Jornada)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.