Productores de frijol en Nayarit exigen pago justo y sin condicionamientos

 

Tepic, Nayarit.-  Productores de frijol del municipio de San Blas se manifestaron ayer frente al palacio de gobierno en demanda de que las autoridades agrarias cumplan su compromiso de pagar 3 mil pesos por hectárea del grano y no los mil 200 pesos ofrecidos bajo la condición de estar inscritos en el Programa de Apoyo al Campo (Procampo), y la mayoría no lo tenemos, y nos vamos a quedar sin nada.

Fernando Brahams, vocero de los frijoleros, anunció que en pos de su demanda, a partir de este sábado tomarán por tiempo indefinido la caseta de peaje ubicada en Trapichillo, localidad del municipio de Tepic, en la autopista Tepic-San Blas.

Brahams pidió hablar con el gobernador del estado, Antonio Echevarría García, para que interceda entre los campesinos y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, ya que estos desgraciados nos tienen con la pata en el pescuezo, expresó.

Sin embargo, les explicaron que el mandatario estatal no se encontraba en el edificio y les ofrecieron que otro funcionario platicaría con ellos, pero rechazaron la propuesta.

El dirigente añadió que sólo los labriegos de San Blas, ubicado al norte de Nayarit, tienen 800 toneladas de frijol que no han podido sacar. El kilogramo del grano, en la variedad clara, se está pagando entre 7 y 8 pesos, y eso no costea la inversión.

Los campesinos dijeron que los únicos que han hecho su agosto son los intermediarios que acopian el frijol, esto es una tragedia, los apoyos del seguro catastrófico también resultarán insuficientes, expresó otro campesino.

Con los bajos costos y la falta de apoyo, expresaron, todos caerán en el buró de crédito, lo que los limitará para solicitar un préstamo para volver a sembrar. Exigieron que se envíe un comprador, no intermediario, que los favorezca con precios que realmente alcancen para vivir y volver a sembrar.

Los manifestantes cerraron la circulación de la avenida México y con pancartas en alto ingresaron al edificio gubernamental.

Antes de concluir su protesta dijeron que cuando comience la campaña electoral no permitirán que ningún candidato los utilice como bandera para atraer votos, ya que después, cuando ganan, ni nos conocen. (La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.